FED subestimó efecto contagio de las bolsas

La Reserva Federal (FED) de EEUU subestimó el efecto contagio de las turbulencias en el mercado crediticio al enfocarse, en su reunión del 7 de agosto, en la inflación y en el descenso de la productividad, según la opinión de analistas financieros. Las actas de la sesión de ese día mostraron que la FED apuntó a afianzar su credibilidad para combatir la inflación a los 18 meses del mandato de Ben Bernanke y dejó de lado medidas de contención para afrontar eventuales turbulencias bursátiles.
Por su parte, el premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz, dijo ayer que la crisis hipotecaria de EEUU probablemente “empeore” porque los bancos dictaron pautas más estrictas para los préstamos y las tasas de interés aumentan.

Los analistas internacionales anticipan que los responsables de la política monetaria de EEUU bajarán el tipo de referencia en un cuarto de punto al 5% antes de la reunión del próximo 18 de septiembre. La incertidumbre sobre la inflación podría impedir a los miembros de la FED hacer una reducción mayor o desalentarlos para que no sugieran una serie de recortes.

El pasado 17 de agosto, la FED retiró por completo su referencia a la inflación cuando redujo el tipo de descuento desde 6,25% a 5,75% y dijo que “los riesgos de una desaceleración del crecimiento se han incrementado apreciablemente”.

El banco central estadounidense a principios de mes todavía consideraba la agitación de los mercados crediticios como centrados en hipotecas de alto riesgo con “pocos cambios netos en el coste del crédito para las empresas con grado de inversión”, según mostraron las actas.

Esa conclusión omitía los crecientes signos de tensión en varios mercados, dijeron los analistas. En la reunión del 7 de agosto, la bolsa perdió US$ 1,3 mil millones en capitalización desde los máximos históricos de julio.

Los responsables de la FED emplearon herramientas para reducir la contracción del crédito. En primer lugar inyectaron la mayor cantidad de fondos en el mercado interbancario desde los ataques terroristas del 11 de septiembre, después redujeron el tipo cobrado a los bancos en los préstamos que concede directamente la FED.


Nobel. El Premio Nobel de Economía de 2001, Joseph Stiglitz señaló ayer en una entrevista en Kuala Lumpur, que los impagos de las hipotecas de alto riesgo, repercutieron duramente en los mercados internacionales al deshacerse los inversionistas de los activos más riesgosos y restringir las entidades prestamistas los créditos. En EEUU las viviendas en peligro de ejecución hipotecaria aumentaron a casi el doble en julio.

Ahora las pautas crediticias se han hecho más estrictas y habrá más personas con deudas superiores a sus medios para pagar, dijo.

“Los precios de los hogares en el país en general están empezando a bajar”, señaló Stiglitz. Agregó que hay una “probabilidad muy alta” de que los problemas de los mercados de alto riesgo “empiecen a aparecer en mercados que están un poco por encima de los de alto riesgo”. (Bloomberg).