Fernando Lorenzo relativizó importancia del tratado de inversiones con los EEUU

Lorenzo advirtió que no considera que «per se» sea una «solución mágica» y dijo que «puede ser, en el mejor de los casos, una señal que puede ser aprovechada, no sólo por inversores, sino que tenga impacto sobre la visión que pueden tener sobre el país y las oportunidades que ofrece».

Lorenzo respondió así anoche sobre el tratado de inversiones que Uruguay aún está negociando con Estados Unidos al participar en una mesa redonda organizada por el Partido Socialista a una semana de su 45º Congreso para intercambiar opiniones con actores del gobierno. Lorenzo expuso que «no hay una sola orientación que por sí sola cambie radicalmente y de manera permanente las debilidades y dificultades que hemos enfrentado para crecer».

El asesor ministerial fundamentó que «el pobre desempeño productivo» de Uruguay se debe a que este país ha tenido desde 1955 los más bajos registros de inversión de toda América.

CLIENTELISMO POLÍTICO Asimismo, relativizó la importancia del peso del Estado para impedir el crecimiento y al mismo tiempo sostuvo que «tenemos que encontrar connivencia entre el sector público y privado» para aumentar el desarrollo productivo.

El subsecretario de Industria, Martín Ponce de León, que fue el otro invitado de los socialistas que asistió a la reunión, puso énfasis en el peso que ha tenido el clientelismo político desde la década del 50, señalando que el atraso cambiario y la crisis de 2002 terminaron de «hundir» al país.

El encuentro estaba centrado en el desarrollo productivo que el gobierno se propone llevar adelante y el ex dirigente bancario Eduardo Fernández, que ofició de anfitrión, sostuvo que, en ese sentido, no puede ser el Plan de Emergencia el «buque insignia del gobierno», sino que a lo sumo «el remolcador».