Finlandia no realizará otro estudio de impacto ambiental


La ministra de Comercio de Finlandia, Paula Lehtomaki, avaló este martes en Montevideo la construcción de la planta de celulosa de la empresa Botnia y dijo estar convencida de que el impacto medioambiental que producirá será mínimo.

«Todas las actividades humanas tienen un impacto sobre el medio ambiente, y en especial las industriales, lo importante es que aquí se va a utilizar la última y mejor tecnología, con lo que el impacto medioambiental será mínimo», aseguró en una rueda de prensa.

La ministra llegó hoy a Montevideo y se reunió con el secretario de la presidencia, Gonzalo Fernández, con el canciller, Reinaldo Gargano, y con el ministro de Industria, Jorge Lepra.

Tras esos encuentros se dirigió a la prensa y expresó reiteradamente su confianza en que se logrará «una solución negociada» para resolver la controversia que desde hace un año mantienen Uruguay y Argentina por la instalación en el primer país de dos plantas de celulosa, una de ellas, de la empresa finlandesa Botnia y otra de la española Ence.

«La situación tal y como está no es beneficiosa para ninguna de las partes, creo fervientemente que se podrá encontrar una solución negociada», dijo.
Argentina se opone a los proyectos de Botnia y a Ence porque considera que las plantas contaminarán el río Uruguay, frontera natural entre ambos países.

Una opinión que no comparte Lehtomaki, quien considera que ya se ha demostrado que las industrias no contaminarán y no cree necesario realizar otro estudio que lo avale, como ha pedido reiteradamente el presidente argentino, Néstor Kirchner.

«Ya se han hecho por lo menos dos informes con lo que no estoy cien por cien segura de que otro informe pueda solucionar el problema», dijo.

La ministra dijo que en su país existen 19 industrias del mismo tipo que las que se establecerán en Uruguay y que éstas están esparcidas por todo el territorio, al lado de pueblos, lagos y ríos y no se han detectado problemas de contaminación.

«De hecho en Helsinki bebemos agua de un río donde está instalada una empresa y estamos bastante sanos y prósperos».

Aseguró estar preocupada porque a su entender se ha llegado «a una situación que es muy complicada».

No obstante, se mostró convencida de que la empresa finlandesa «ha invertido mucho dinero y es suficientemente responsable para hacer lo que haga falta para solucionar el conflicto».

Lehtomaki subrayó que considera «necesario un mayor esfuerzo para lograr una solución».

Cuestionada sobre si Finlandia intercederá ante Botnia, la ministra dejó muy claro que no estaba en sus manos.

«Es una empresa privada, no está en nuestra competencia decir lo que tiene que hacer», dijo.

Pero dejó claro que sabía que la empresa había cumplido la legislación exigida y destacó el gran impacto que la inversión tendrá en la economía del país y en la región.

Botnia invertirá 1.000 millones de dólares en su planta y Ence 800 millones de dólares, lo que sumado constituye la mayor inversión recibida por Uruguay.

Lehtomaki explicitó que el conflicto actual no interferirá para nada en las relaciones comerciales entre el país escandinavo y Uruguay, con quien firmó un Tratado de Protección de Inversiones.

«Por eso estamos aquí para estrechar y fortalecer nuestros intercambios comerciales con Uruguay», dijo la ministra, quien viaja con una delegación de empresarios de su país que buscan oportunidades de negocio.

(EFE)