FMI: América Latina debe liberar su comercio

Nestor Ikedam, AP. «La estabilidad económica ha sido fortalecida y no fragilizada con elecciones y cambios de gobierno en los últimos cinco a seis años», dijo Anoop Singh, director de la división para América Latina y el Caribe del FMI. «Entonces, esperamos que esa tendencia (social y económica) continúe».

Singh habló en una rueda de prensa para presentar un panorama económico regional de la institución como parte de la asamblea de primavera de gobernadores del FMI y Banco Mundial que se hará este fin de semana con asistencia de ministros de 184 naciones.

Según el informe, el crecimiento económico real para la región el año pasado fue de 4,5%, casi un cuarto de punto mayor del pronosticado por el FMI en septiembre.

Los grandes protagonistas del crecimiento extra fueron Argentina, Chile, Colombia, Perú, Uruguay y algunos exportadores de crudo como Ecuador y Venezuela, dijo. El impulso de todos ellos neutralizó la desaceleración económica vista en México y Brasil, las dos mayores economías de la región.

Singh, economista de origen indio, pidió sin embargo mesura a los gobernantes que están ansiosos de apelar a las robustecidas arcas fiscales con el mayor desarrollo.

«Vemos que en muchos países los gastos fiscales primarios, después de un periodo de restricción de años, está aumentando rápidamente», dijo.

«Esta es una tendencia que debe ser observada con mucho cuidado».

La economía estadounidense seguirá manteniendo su impulso pese a los precios todavía altos del petróleo, lo cual era favorable para América Latina.

Igualmente, el crecimiento global, que el año pasado llegó a un sorpresivo 4,5%, seguirá siendo fuerte.

Según el FMI, se verá este año una continuación en el crecimiento en toda la región, así como una baja en el desempleo. Mencionó en este último factor económico a Ecuador, donde el desempleo cayó a 10,5% en marzo, su nivel más bajo en dos años, y Perú, que bajó a 7,75%, su nivel más bajo desde el 2000.

Igualmente, el FMI dijo que en América Latina la inflación será contenida pese a los altos precios del petróleo.

A diciembre se espera una inflación regional del 5,75%, menor del 6% registrado en 2005, aun cuando existen preocupaciones inflacionarias en Argentina y Venezuela.

El FMI señaló como «las más importantes prioridades macroeconómicas» de la región:

– Mantener la disciplina fiscal y el compromiso de reducir la proporción deuda pública/producto bruto interno. En este campo, mencionó como ejemplos a Chile y Guatemala.

– Mejorar la composición del gasto para impulsar el crecimiento y reducción de la pobreza. Dijo que era necesario reorientar el gasto del gobierno hacia inversiones y programas sociales bien orientados, y señaló a Brasil como país que puede mostrar buenas experiencias.

– Mantener la flexibilidad de la tasa de cambios y baja inflación.

– Continuar las reformas del sector financiero, en los cuales Brasil y México han dado pasos importantes.

– Mejorar el clima empresarial reduciendo la corrupción y promoviendo un buen gobierno.

– Promover un buen manejo de los recursos naturales. Pese a las grandes reservas de petróleo, la región no ha demostrado capacidad de aprovechar totalmente los altos precios del crudo.

– Mejorar la apertura y liberalización del comercio. América Latina es todavía una región cerrada al comercio internacional comparado con otras regiones del mundo.