Fondo inversor apunta hacia Montevideo

Según explicó Villamide, la seguridad es el principal factor para considerar la inversión en negocios inmobiliarios, sobre todo cuando son de alto nivel con compradores de gran poder adquisitivo.

Por otra parte, según los estudios de mercado, cada vez hay más familias que desean radicarse en Montevideo por razones de seguridad y más empresas que optan por tener su sede en la capital uruguaya debido a ventajas tributarias.

Según un estudio difundido por Villamide, unos 10 argentinos se mudan semanalmente a Uruguay y el 1% de la población del vecino país está considerando la opción de radicarse en Montevideo.

Villamide dijo que estas ventajas logran posicionar a Montevideo entre las ciudades de mayor nivel de la región, que tradicionalmente reciben este tipo de ofertas.

Actualmente la capital atraviesa un «boom» de inversiones inmobiliarias. Antes de este fondo holandés, un grupo inversor con sede en Estados Unidos presentó una propuesta en la Intendencia de Montevideo (IMM) para construir las Torres Mercosur en la rambla del Buceo, un proyecto que ronda los 70 millones de dólares.

Ese proyecto sigue en la mesa de estudios municipal.

En los próximos días la iniciativa será estudiada por los ediles de Montevideo, a pedido del intendente Ricardo Ehrlich. Si bien hay opiniones divididas, se estima que el impacto económico y laboral del emprendimiento harán inclinar la balanza de los curules en favor de que la construcción, todavía polémica, se vuelva realidad.

CONTAGIO. Por otra parte, Villamide indicó que este fondo holandés es el líder europeo en materia de análisis de mercados alternativos y el principal inversor extranjero en el mercado inmobiliario de Estados Unidos.

«Por un lado significa una inversión importante para la región, pero además porque puede atraer a otros inversores», dijo.

El efecto «contagio» que puede producir, a decir del operador, está respaldado por el «inicio de un ciclo de alza» en la región que coincide con otro de «recesión en Europa y Estados Unidos».

Villamide dijo que si la IMM aprueba la construcción de las Torres Mercosur también atraerá más inversores a Montevideo para consolidarla como «capital del Mercosur».

Según dijo, son disparadores para crear un mayor atractivo para proyectos residenciales, culturales y comerciales.

Además, el enganche sucesivo de varios proyectos daría continuidad a la ocupación y actividad que cada uno de ellos generaría por separado.