Fuerte presión para que no cierre Cofac; Bandes sigue al firme

Las cosas cambiaron a favor de Cofac”, comentó anoche a El Observador desde Caracas una fuente oficial venezolana, entidad que propuso, antes que la cooperativa fuera cerrada, capitalizarla con US$ 10 millones. La misma fuente dijo que para mañana se pueden “esperar anuncios importantes”, aventuró un posible nuevo nombre de la institución –Bandes Uruguay–, pero no brindó mayores detalles sobre los informes enviados por la misión llegada a Montevideo que presentó un panorama “poco alentador”.
Sin embargo, en el gobierno se sigue esperando con paños fríos una respuesta concreta acompañada de un plan de negocios, mientras aumenta la presión sobre la autoridad monetaria de parte de ahorristas perjudicados y centros comerciales del interior del país que ven peligrar la continuidad de sus negocios al no poder operar sus cuentas. También la Federación Uruguaya de Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua (Fucvam) advirtió en un comunicado sobre los “tecnócratas” y las “fuertes presiones de organismos multilaterales de crédito y lobbys de bancos transnacionales para que la salida sea liquidar Cofac”.

Por este tema el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, y el presiente del Banco Central, Walter Cancela, concurrirán esta tarde a la Comisión de Hacienda de Diputados.


En carrera. Desde Venezuela se espera que la comisión interventora de Cofac “haga una oferta con el precio del negocio”, lo que en el Banco Central se considera “una jugada que no corresponde”.

Las fuentes venezolanas reconocieron sin embargo que se completó la información solicitada para que en Caracas se tome una resolución. El gobierno uruguayo, que se muestra descreído, escucha otras ofertas del exterior que muestran interés en la cooperativa.

En tanto, en la Asociación de Empleados Bancarios (AEBU), el contexto se observa con más optimismo por la permanencia de Bandes en la negociación, “que está en el país con una delegación desde hace 10 días”. También se considera “una señal positiva” que hayan manifestado su interés ante la Comisión Interventora de la cooperativa el Banco Patagonia (Argentina) y Bancor (Chile).

En que caso de que falle el negocio con Bandes, la consultora argentina Infupa, que fue la que intermedió para vender al Nuevo Banco Comercial, que ya es una realidad (ver apunte), se encargará de enajenar los activos y pasivos de Cofac.

Pero el tiempo transcurrido hace aumentar las protestas de los damnificados que reclaman una “pronta solución”, como reza un comunicado de la Cámara Empresarial de Maldonado y Punta del Este, elaborado luego de consultar a centros comerciales de Artigas, Colonia, Melo, Paysandú, Young, Trinidad, Treinta y Tres, Carmelo, Colonia Valdense, Salto, Durazno, Atlántida, Florida, Ciudad de la Costa, Sarandí del Yi, Rivera y Minas.

Los empresarios señalaron que en 18 ciudades, donde Cofac tiene sucursales, “promedialmente el 30% de los comercios operaba en esa cooperativa, llegando en algunos lugares al 60%”.

“Esto significa enfrentar momentos de incertidumbre y dificultades económicas, que pueden llevar en algunos casos al cierre definitivo de empresas y, en consecuencia, a la pérdida de fuentes laborales”, aseguran. Afirman también que “no están recibiendo una respuesta inmediata de parte del gobierno”.

Por su parte, Fucvam también emitió un comunicado donde marca que, ante “contradicciones del gobierno”, es necesario que el país cuente con una banca de las características y la operativa de Cofac.

Fucvam también se la juega a favor del Bandes de Venezuela por tener “una filosofía similar a la sustentada por Cofac” y además contar con “recursos suficientes”.

Asimismo advirtieron sobre las presiones del extranjero (bancos y organismos multilaterales) para “eliminar” a la banca cooperativa del país.