Funcionarios públicos le pedirán explicaciones a Vázquez por bajo ajuste

 El resultado del encuentro será clave para definir si COFE sigue participando en los ámbitos de negociación, dijo a El País su secretario general, Joselo López.

El presidente recibirá a los representantes de la confederación en la residencia de Suárez a las 17.00 horas, dos semanas más tarde de que COFE presentó la solicitud formal de entrevista tras enterarse que el ajuste a los funcionarios públicos es de 2,5%.

«No creo que cambie mucho la situación (tras la entrevista con Vázquez). Supongo que dará las mismas explicaciones que ya nos han brindado y nosotros haremos todos los esfuerzos para tratar de convencerlo. No me da la sensación que se puedan producir cambios. Ojalá yo esté equivocado, y podamos llegar a un acuerdo con Tabaré y todos seamos felices», dijo López.

La dirigencia de la confederación era escéptica acerca de la posibilidad de que Vázquez los recibiera, y entiende que es una buena señal que el presidente haya aceptado la reunión: «Es importante que nos reciba la máxima autoridad del país, lo cual no quita que si tenemos que movilizarnos, lo haremos. Todo dependerá de lo que diga él».

SIN DEFINICIONES. COFE entiende que la negociación salarial con el gobierno no ha dado los resultados esperados, tres meses más tarde de iniciadas las reuniones.

Hasta ahora el gobierno ha ofrecido un ajuste de 2,5% para todos los funcionarios públicos, más partidas que se aplicarán en forma distinta en cada grupo salarial (administración central, entes, enseñanza, judiciales).

COFE considera que, en su caso, el planteo de partidas extras aún no está seguro y depende de la aprobación de la rendición de cuentas. Desde el gobierno se afirma que no hay dudas acerca de su aplicación, pero sí del monto que tendrán las partidas.

Pero la confederación —que nuclea a los funcionarios de la administración central— no quiere que el tema se siga dilatando. «Queremos concretar, que se nos diga claramente de cuánto será el ajuste. No nos importa de dónde salga la plata, pero debe conseguirse más dinero para que el ajuste sea sensible al bolsillo de sus trabajadores. Si no es así, se verán los pasos a seguir», advirtió López.

MEDIDAS. Los trabajadores no descartan nuevas movilizaciones e incluso abandonar las negociaciones: «Va a depender mucho de lo que pase en la reunión con el presidente, lo que nos pueda decir».

COFE le reiterará a Vázquez sus aspiraciones de aumento salarial, «bastante distantes de lo que el Poder Ejecutivo nos ofrece».

«Nosotros nos mantenemos en nuestra posición y le diremos por qué es justa nuestra reivindicación. También le diremos que no entendemos que se pague a los organismos internacionales, o que se pague una importante compensación a los funcionarios de la DGI», sostuvo López.

Los funcionarios de la administración central están convencidos de que se invierte «en otros lados» y no en su sueldo. López explicó que se sienten desplazados: «le hemos puesto mucha carne a este ámbito de negociación, hemos transitado por todos los carriles correspondientes. Hay otros sectores que sí han avanzado y nosotros seguimos estancados».