Furia piquetera: ahora sufre Néstor Kirchner

La furia piquetera contra el presidente argentino, Néstor Kirchner –quien admitió la imposibilidad de mover el emplazamiento de Botnia– derivó ayer en un corte durante cuatro horas de la ruta que une Argentina, Brasil y Uruguay.
Los ambientalistas de Gualeguaychú, que mantienen el bloqueo del puente entre esa ciudad y Fray Bentos, interrumpieron el tránsito en la ruta 14, en pleno territorio argentino. Además, decidieron eliminar los afiches electorales de la candidata presidencial Cristina Kirchner y realizar una marcha a la Plaza de Mayo, frente a la Casa de Gobierno, antes de los comicios presidenciales del próximo 28 de octubre.

Al parecer, los piqueteros no toleran un momento de realismo como el que exhibió Kirchner el viernes en Nueva York. Allí dijo: “La planta ya está ahí. No hay nada más que hacer, sino esperar a La Haya. Para mí se va a resolver ahí. Hay que acatar el fallo que sea y el tema se terminó”.

Esas palabras fueron interpretadas por los ambientalistas como un acto de “traición”, según repitieron varios de los principales dirigentes del movimiento anti Botnia.

De nada valió que el jefe del gabinete argentino, Alberto Fernández, relativizara los dichos del presidente y dijera que “nada cambió en la postura de Argentina”.

De hecho, el clima que se vive en Gualeguaychú fue interpretado por las autoridades uruguayas como el principal obstáculo para arribar a un acuerdo antes de las elecciones presidenciales en Argentinas. Fuentes oficiales dijeron ayer a El Observador que el diálogo con Argentina “viene bien”, aunque nada trascendió sobre el diálogo mantenido el sábado entre ambas delegaciones en Nueva York con el auspicio del representante de la corona española.

Los representantes uruguayos que participaron en la conversación, entre ellos el canciller Reinaldo Gargano y el secretario de la Presidencia, Gonzalo Fernández, viajaron ayer rumbo a Montevideo, donde informarán con detalle al presidente Tabaré Vázquez.

Mientras, el presidente Kirchner tiene previsto reunirse hoy con el gobernador de Entre Ríos, Jorge Busti y el intendente de Gualeguaychú, Daniel Irigoyen, para definir una estrategia a seguir hacia los ambientalistas.

La decisión de cortar la ruta 14 fue criticada por Busti, quien advirtió sobre la posibilidad de enfrentamientos. “Estamos en contra de este corte. Es algo irracional que puede ocasionar hechos de violencia», dijo el funcionario el domingo. Busti fue el que hace tres años alentó los cortes de ruta y luego cambió.