Fustigan al gobierno por fuero, evitando ‘guerra’

Las críticas fueron reiteradas en el marco de una instancia que tuvo lugar en la Cámara de Comercio para evaluar los resultados de las negociaciones que culminaron el lunes. Algunas de las cámaras de mayor peso político presentaron un borrador con la intención de convertirlo en una declaración conjunta, pero la dureza de sus términos no generó consenso entre las gremiales.

“No hay ánimo para ir a la guerra con el gobierno”, comentó a El Observador un delegado empresarial. Dicho borrador señalaba –entre otros puntos– que el proyecto de ley en su actual redacción “alimentará la desidia de muchos” y sugería que el mismo contribuirá a opacar la claridad de las reglas de relacionamiento laboral y la cultura del trabajo.

Al final se designaron tres voceros en lugar de uno para explicar a los periodistas la postura empresarial contraria al proyecto oficialista.

El presidente de la Cámara de la Construcción, Ignacio Otegui, criticó al gobierno porque “sale por el mundo a buscar inversores” y les da “un tratamiento preferencial” por el cual “quedan blindados”, pero no hace lo mismo con el empresariado local. “Hay una serie de inversiones mucho mayores, que dan trabajo al 90% de los uruguayos que no obtienen idénticas prerrogativas”, dijo. Y alertó: “Acá hay algo que no está ajustado: bienvenidas sean las inversiones extranjeras y multinacionales, pero cuidemos a la inversión local”.

En tanto, el presidente de Anmype, Ricardo Posada, ratificó que el proyecto “tal como está presentado y con las enmiendas que envió el Poder Ejecutivo es malo para el país en su conjunto”. Reclamó “terminar con la confrontación” y recordó que “hay un gobierno electo que tiene la responsabilidad de los destinos del país”.

El presidente de la Cámara de Comercio, José Luis Puig, indicó que la ley, “tal cual está, no le hará bien al país porque el principal problema es el desempleo. Y en esta instancia no ayuda” a resolverlo.