Futuro gobierno preocupado por impacto fiscal de juicios

Bergara admitió que será «inevitable» pagar por el juicio perdido con los ex accionistas del Banco Comercial


El futuro subsecretario de Economía y Finanzas, Mario Bergara, admitió la «preocupación» del gobierno electo por el peso que podrían tener los juicios de ahorristas de los cuatro bancos liquidados en 2002 contra el Estado y los desajustes en la seguridad social sobre el manejo fiscal de los próximos cinco años.

Lo que siempre se habló en corrillos, el designado número dos de Economía lo dijo sin miramientos. «Nos preocupa cuantificar pasivos contingentes que no están en un balance» pero se pueden transformar «en gastos en el futuro», dijo Bergara en radio Carve, en el programa «La Palabra y el Poder», asegurando que se deberán evaluar para que no sean algo que «tome por sorpresa» al futuro gobierno. El caso más apremiante es el juicio que perdió el Estado con los ex accionistas del Banco Comercial —dijo Bergara— porque «inevitablemente tendremos que pagar».

En el plano fiscal, remarcó que se podrá «garantizar» un superávit primario —antes del pago de intereses— «adecuado» y adelantó que el déficit global será menor al que se logró en 2004, que fue del 2% del Producto Interno Bruto. Subrayó que durante el período de gobierno se podrá llevar la relación entre deuda y PIB por debajo de 70%.

Bergara confirmó que existe coincidencia con el Fondo Monetario Internacional en «reforzar la credibilidad» para lo que debe existir un «shock de confianza» hacia el mercado local.

Dentro de los «campanazos» para lograr esa credibilidad señaló la decisión de dar «mayor autonomía al Banco Central», incrementar la regulación del sistema financiero y de los servicios públicos, revisar la legislación de quiebras y concordatos así como el impulso a asociaciones entre el sector público y privado en materia de infraestructura.

El próximo subsecretario sostuvo que los acuerdos con los organismos internacionales de crédito «permitirán un alivio importante» dado que se obtendrá un nivel de desembolsos que podrá «mitigar la carga» de los vencimientos.

Bergara ratificó que Uruguay saldrá «al menos un par de veces» al mercado internacional con emisiones de deuda que tendrán como uno de sus fines saldar parte de la deuda de corto plazo con los organismos. Como los títulos serán a largo plazo se podrá mejorar «el perfil» de vencimientos, dijo Bergara.

Reveló que hay bancos internacionales que han hecho ofrecimientos para salir al mercado que se van a considerar «seriamente» en «las primeras etapas del gobierno».

Bergara también mandó algunos mensajes tanto al sistema financiero como a los sindicatos y corporaciones. El técnico aseguró que se aplicarán regulaciones para reforzar la seguridad del sistema financiero.

Descartó que pueda bajar la carga de impuestos en las tarifas en el corto plazo y remarcó que el Plan de Emergencia tendrá «prioridad absoluta» sobre los reclamos de sindicatos y corporaciones empresarias.