García relativiza riesgos de que el país entre en recesión.

En diálogo con El País desde Oporto, donde participó el lunes de la reunión iberoamericana de ministros de Economía, García señaló que Uruguay podría aplicar políticas anti-cíclicas pero para eso necesitaría endeudarse y hay una definición de «no hacerlo» para mantener los equilibrios fiscales.

En ese sentido, ayer en la reunión del Gabinete Productivo con el Pit-Cnt (ver nota en página A12), el subsecretario de Economía, Andrés Masoller, dijo que hay que tener especial «cuidado» con el déficit fiscal y que en los hechos se podría verificar un rojo mayor al previsto en las cuentas públicas. En los 12 meses cerrados a enero, el déficit fiscal fue de 1,6% del PIB. El gobierno prevé un 1% del PIB de déficit para 2009.

Por eso, García pidió a los ministerios y empresas públicas «cumplir a rajatabla con el 5%» de reducción del gasto no personal (es decir lo que no es gasto rígido como salario) del presupuesto para este año.

La idea es «acelerar esos procesos porque los apoyos que hemos decidido dar al sector productivo están llevando sus recursos y van a salir de esos ahorros».

El lunes, el presidente Tabaré Vázquez instó a los ministros a presentar en una semana los números finales de ese ahorro.

Fuentes de Economía dijeron a El País que a cuatro ministerios se les «reprobó» sus programas de ahorro porque no llegaban al 5% indicado. Otros cuatro cumplieron y en el resto no quedaba claro si se llegaba a ahorrar el 5% o no.

Por eso, para tener certeza del cumplimiento del recorte, se les pidió a los ministerios que el ahorro se refleje «en los flujos de caja», señalaron las fuentes consultadas.

RECESIÓN. Consultado respecto a la caída por tercer mes en diciembre del Índice Líder de Ceres -lo que proyecta una recesión para el primer o segundo trimestre de este año- García insistió en «esperar a los índices oficiales».

La estimación oficial de crecimiento para este año es 3%.

«El año 2008 va a cerrar como un año excepcional (de crecimiento). En el cuarto trimestre en particular -que a mí me interesa muchísimo porque es completo en la crisis-, los indicadores que tenemos no muestran que sea un trimestre de retroceso, por el momento. Entonces vamos a esperar las cifras oficiales», dijo García.

En los diálogos mantenidos con sus pares, en los pasillos de la cumbre iberoamericana, García contó que «se reafirma la visión de que en América Latina se está más fuerte que en otros momentos, pero que la reducción de vulnerabilidades no significa ser invulnerables».

Agregó que «Uruguay, Perú y Chile son los países que se visualizan como que podrían tener menor impacto».

Pero aclaró: «Todos vamos a tener impacto, ya lo estamos teniendo, en algunos (países son) más importantes que en otros». Destacó que «en un contexto de crisis, Uruguay se sigue presentando como una plaza viable para inversiones».

En el cónclave de ministros, García afirmó que a nivel global «a casi cinco meses de la adopción de medidas no se están viendo los resultados deseados», según contó.

«La confianza no se ha restablecido, muy por el contrario hay muchísima incertidumbre y desconfianza, lo que contagia del canal financiero a los canales reales. Eso también fue una visión compartida en la cumbre», agregó el ministro.

Puntualizó que una de las recomendaciones del director del Departamento de Hemisferio Occidental del FMI, Nicolás Eizaguirre fue llevar adelante políticas expansivas a nivel fiscal, «algo que sorprende viniendo del FMI», dijo.

Uruguay descarta esa posibilidad, «no porque no tengamos posibilidades de endeudarnos -de hecho Uruguay podría salir a emitir a tasas más altas- sino por una razón de mantener los equilibrios fiscales», afirmó. Pero indicó que «tampoco está en la definición ser procíclicos, salir a recortar programas que están comprometidos ya en la Rendición de Cuentas y que entendemos que muchos de ellos son una reducción de vulnerabilidad social para hacer frente a la crisis».