Gargano impulsa ingreso de Venezuela al Mercosur

“Nosotros somos absolutamente favorables a eso; la canciller paraguaya me dijo que también pensaba lo mismo. He conversado también con la delegación argentina y con la delegación brasileña”, dijo Gargano en una entrevista concedida en Nueva York, agregando que, dada la presidencia pro témpore de Uruguay en el Mercosur, procurará “meter este tema para que en el mes de diciembre, si es posible, Venezuela ya se incorpore como miembro pleno”.

Gargano aseguró que Venezuela va a reconocer “todos los protocolos que hasta ahora se han firmado, adhiriendo a todo lo que hasta ahora es el Mercosur, que es una zona de libre comercio, una unión aduanera imperfecta y una búsqueda de ser un mercado común en no muchos años”. Añadió que en la reunión de jefes de Estado de Brasilia del próximo 29 de setiembre se pondrá en funcionamiento la Comunidad de Naciones del Sur (Conasur), “que tiene por objetivo desarrollar las medidas de infraestructura, las Irsas, para la construcción de una América unida”, y explicó que “si no hay caminos, carreteras, vías férreas, vías navegables comunes, no va a haber integración económica a la escala que se necesita para hacer de este continente, que es uno de los más ricos, un lugar donde se pueda vivir”.

“En América Latina tenemos todo lo necesario para ser una gran potencia en el mundo; una potencia no que agreda, sino que ayude al desarrollo y a la erradicación del hambre. Tenemos el mejor nivel de reservas acuíferas de agua dulce del mundo; tenemos las mejores condiciones para producir todo los minerales necesarios; tenemos petróleo y gas, incluso un país Bolivia- que vive sobre un mar de gas y no lo puede vender”, resaltó Gargano, contrastando con el hecho de que “en una América Latina 500 millones de habitantes, tenemos 240 millones viviendo por debajo de la condición de la pobreza”. “Es casi una infamia un hecho impresentable, desde el punto de vista social y político; un agravio a la inteligencia”, protestó.

FRUSTRACIÓN
Gargano hizo un balance negativo del estancamiento en materia de acuerdos internacionales tras acompañar al presidente Tabaré Vázquez en las Naciones Unidas.

“Me parece que los avances son muy lentos, pero creo que hay una conciencia cada vez más grande de que hay graves problemas en el mundo, que si no se avanza rápidamente, pueden causar tremendas dificultades en el futuro”, sostuvo el canciller analizando el fracaso de la reforma de la carta orgánica de la ONU y el de la ampliación de su Consejo de Seguridad.

“Nosotros habíamos apoyado la idea de que Brasil fuera miembro permanente, pero que no tuviera derecho de veto; que hay que ir progresando hasta eliminar el derecho de veto, imponiendo limitaciones al ejercicio que actualmente tienen los que ganaron la Segunda Guerra Mundial, que por eso tienen derecho de veto”, dijo.