Gasto energético eleva el déficit fiscal en abril.

El dato negativo reciente más abultado se había registrado en marzo de 2010 (-2%).

De esta forma, el rojo en el balance entre ingresos y egresos del Estado ascendió a US$ 678 millones, según cálculos de El Observador con base en la información divulgada ayer por el Ministerio de Economía (MEF).

El fuerte descenso en el déficit que se había registrado en abril –cuando se situó en 0,9% del PBI respecto al 1,4% de febrero– se debió a la diferencia de calendario de los feriados de Semana Santa, que implicaron un adelanto en el pago de remuneraciones y jubilaciones. En 2010, el feriado había comenzado a fines de marzo, mientras que este año cayó avanzado abril. Esa situación determinó un incremento de los egresos primarios del gobierno central y del Banco de Previsión Social (BPS) de 0,7% del PBI en el cuarto mes del año.

Además, se notó el deterioro del resultado primario corriente de las empresas públicas derivado de un aumento de los costos de generación debido al déficit hídrico y a los altos precios del petróleo, de acuerdo al comunicado emitido ayer por el MEF (ver apunte).

Fue así que los ingresos del sector público no financiero alcanzaron a 28,3% del PBI, lo que significa una reducción de 0,4% del PBI respecto al año móvil finalizado en marzo. Además, se destaca una caída de las inversiones de 0,3% del PBI vinculado en gran medida a la desacumulación de stock de petróleo de ANCAP, al tiempo que se redujo también la inversión fija tanto del gobierno central como de las empresas públicas. En tanto, los intereses de deuda se mantuvieron estables en 3% del PBI. l