Gestiones para aclarar la situación Batlle-Kirchner

Pese a que oficialmente las autoridades del gobierno uruguayo han sostenido que las relaciones entre Uruguay y Argentina son «buenas» y «correctas», el ministro de Relaciones Exteriores Didier Opertti se proponía ayer dialogar sobre la situación con el embajador argentino en Montevideo, Hernán Patiño Mayer.

Paralelamente, también a nivel diplomático, se podría llegar a promover una reunión entre el secretario de la Presidencia, Raúl Lago, y el secretario de la Presidencia argentina, Alberto Fernández, aseguraron a El País fuentes del gobierno.

Opertti calificó ayer como un «embuste» las versiones periodísticas que plantearon un cuestionamiento del presidente Néstor Kirchner al mandatario Jorge Batlle por la posición asumida por el gobierno en torno al caso de la desaparición de la nuera del poeta Juan Gelman y sostuvo que las relaciones entre ambos países son buenas.

Fuentes de la Cancillería dijeron a El País que Opertti tenía el propósito de dialogar con Patiño Mayer sobre la situación generada el fin de semana, durante el cual, además, el diplomático argentino admitió la existencia de «fricciones» en las relaciones, al ser entrevistado en el programa Agenda Confidencial.

Ayer al ser consultado por El País sobre la situación planteada, Patiño prefirió no hacer ningún tipo de valoración respecto a lo publicado el domingo por el diario Clarín y ayer por La Nación.

A propósito, este periódico agregó leña al fuego encendido el domingo cuando Clarín, citando fuentes próximas al presidente argentino, que Kirchner se había rehusado a escuchar explicaciones de Batlle sobre el caso Gelman, agregando que el tema lo resolvería Tabaré Vázquez.

La Nación planteó que Kirchner dijo a sus allegados que «lo de Batlle es insólito. Después de que fui y se comprometió a reactivar la causa, la archivó». La versión agregó que Kirchner «hará campaña en favor de Vázquez».

OPERTTI. Son un «absoluto invento las versiones periodísticas y mientras sigan preguntando sobre el invento, lamentablemente la respuesta no va a tener ninguna originalidad, porque va a ser siempre la misma. Es un embuste», enfatizó.

El canciller dijo que las relaciones son buenas, «todo lo buenas que pueden ser entre dos países hermanos y socios».

Explicó que «naturalmente en relaciones que son muy fluidas, que tienen una agenda temática tan múltiple como la que tenemos con Argentina, aparecen a veces diferendos comerciales, en cuanto a la pesca, los canales. Tenemos una relación muy viva, no es una relación estática y al ser muy viva y dinámica, nacen situaciones en las que no tenemos igualdad total de puntos de vista, pero la base de todo ello es el respeto recíproco y la buena amistad», puntualizó el ministro Opertti.

El ministro llamó a «no alentar versiones que no tienen ningún fundamento porque son de embuste, son una invención y sobre ella se ha creado una especie de noticia inexistente, falsa, que lo único que busca aparentemente es crear algún motivo de irritación donde no existe».

Mientras tanto, se supo que Alberto Volonté, viene realizando contactos diplomáticos a efectos de dejar en claro el tono con el que el gobierno argentino ha encarado este episodio.

Asimismo, ha llamado la atención que hasta el momento no haya existido un desmentido oficial que niegue el malestar adjudicado a Kirchner por los medios argentinos.

Por otra parte, la Mesa Política del Frente Amplio, manifestó su desacuerdo con la resolución de incluir el caso de María Claudia Irureta Goyena en el marco de la ley de Caducidad, y encomendó a la bancada parlamentaria emprender acciones dirigidas a continuar con todas las investigaciones del caso.

Reproche para Iglesias

De acuerdo con la información que manejan los medios argentinos, el desencuentro de Kirchner con Batlle no habría sido el único. El diario La Nación informó el domingo que el mandatario de ese país increpó al presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Enrique Iglesias, por presuntamente haber influido en la designación José Luis Machinea, como presidente de la Comisión Económica para América Latina (Cepal).

«Usted es responsable de que Machinea sea el jefe de la Cepal. Un hombre que llevó a mi país a la ruina no una, sino dos veces», habría dicho Kirchner a Iglesias en Santa Cruz de la Sierra (Bolivia), según la publicación argentina. Iglesias respondió que el nombre no había sido sugerido por él, sino por el secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan. El canciller, Rafael Bielsa, y el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, fueron testigos del diálogo.