Gesto para que entre al Mercosur

Vázquez, presidente protémpore del Mercosur, se declaró “acérrimo partidario” de que el país caribeño forme parte del bloque, para lo cual resta que los parlamentos de Brasil y Paraguay ratifiquen el protocolo de adhesión, que Uruguay y Argentina ya aprobaron.

“Queremos que Venezuela se sume cuanto antes al Mercosur”, afirmó ayer Vázquez con Chávez a su lado en la residencia presidencial del Prado. “Venezuela es un actor fundamental y de gran importancia para la región”, agregó.

Por eso, se comprometió a “buscar los caminos posibles para lograr que se incorpore” al bloque. “Que quede claro: este gobierno y este presidente tienen la más amplia disposición para que Venezuela entre al Mercosur en el menor tiempo posible”, dijo Vázquez.

El lunes en Buenos Aires, Chávez logró un compromiso similar del presidente argentino Néstor Kirchner, el mismo día que el brasileño Luiz Inácio Lula da Silva se encontraba en México invitando al presidente Felipe Calderón a sumarse al Mercosur.


Venezuela y México mantienen relaciones tensas.

“Generosidad”. Vázquez y Chávez firmaron ayer acuerdos bilaterales y una declaración conjunta (ver página A/7), tras lo cual el mandatario venezolano habló por 95 minutos sin que los periodistas pudieron meter una pregunta.

A través del “Acuerdo de seguridad energética” Venezuela se compromete a abastecer las necesidades de petróleo y gas de Uruguay por los próximos 100 años. Vázquez expresó el “profundo agradecimiento” y la “generosidad” venezolana por esto.

“¿Qué otro gobierno ha hecho un ofrecimiento de tal magnitud?”, preguntó Vázquez, y destacó que el acuerdo “asegurará la fuente de energía que Uruguay necesita”.

En el marco de ese entusiasmo, Chávez agradeció los esfuerzos de Uruguay por promover su ingreso al Mercosur, pero advirtió que de no tener éxito a fines de año tendrá que cambiar sus “objetivos”. “No hay ninguna razón” para que el ingreso no sea aprobado, subrayó Chávez.

“Han habido discrepancias y obstáculos para el ingreso de Venezuela al Mercosur y el enfriamiento en ese proceso ya se está volviendo incómodo para nosotros”, dijo.

Según Chávez, Venezuela “necesita al Mercosur”, lo mismo que el bloque regional “necesita crecer y transformarse”. “Nuestra vocación y voluntad integracionista ha quedado clara, pero si el tema se sigue retrasando, y sin siquiera tener una explicación de las razones, deberemos tomar otros caminos”, insistió. Pero negó que se esté dando un ultimátum a Brasil y Paraguay.

“Yo no soy quién para lanzar un ultimátum a las autoridades de otros países, pero necesitamos una definición para afianzar nuestros planes de desarrollo. Hoy en Venezuela hay mucha incertidumbre por lo que está pasando con nuestro ingreso al Mercosur y eso afecta a la industria, a la producción y al país en general”, enfatizó.

Chávez agregó que su gobierno “sigue esperando” y todavía tiene “paciencia” aunque se había fijado el mes de septiembre para una definición.

“Espero, confío, deseo que el ingreso formal quede definido durante la presidencia temporal de Uruguay en el Mercosur”, agregó.

Chávez dijo que en caso de no ingresar al bloque “tendría que buscar alternativas”, aunque ello “no mellaría las relaciones con los países del Mercosur (…) porque ya sabemos que no es culpa de ellos”, sino de Estados Unidos, “que no quiere que Venezuela ingrese”.

El presidente venezolano dijo que su país cumplió todas las fases de la negociación para su ingreso como miembro pleno del bloque, y recordó que se retiró de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) y del Grupo de los Tres (Venezuela, Colombia y México).

“BUSH ES DRÁCULA”. El mandatario venezolano, como es habitual, aprovechó para atacar a Estados Unidos y a su presidente, George W. Bush, al que calificó como el “Drácula del mundo”, un “asesino” y “genocida”. Chávez sostuvo que Bush ha dado órdenes de matarlo.

“¿Donde están las armas de destrucción masiva que supuestamente tenía Irak?, ¿Cómo se puede matar a niños, mujeres y civiles iraquíes, y todo por el dominio del petróleo?”, se preguntó Chávez. “Ojalá cambie pronto el gobierno de Estados Unidos porque George W. Bush es la peor amenaza para su pueblo y para el mundo”, agregó.

Chávez tampoco escatimó críticas a los medios de comunicación, a los que aprovechó para calificar como “uno de los problemas más grandes del mundo”. Dijo, por ejemplo, que las críticas hacia él “están planificadas” por Estados Unidos y que los medios que responden con esa actitud están “jugando el papel de lacayos del imperio”.

Opinó que se asiste a una “pérdida de ética” en los medios, que “satanizan a alguien” y “justifican cualquierrcosa”.