Gobierno adelantará devolución de impuestos a cuatro sectores.

El Poder Ejecutivo confirmó ayer que mantendrá la política de instrumentar paliativos sectoriales para atender los problemas de competitividad que atraviesan algunas ramas industriales que muestran números negativos pese a un contexto interno y externo favorable.

En el ciclo de almuerzos de la Asociación de Dirigentes de Marketing (ADM), el ministro de Industria, Roberto Kreimerman, anunció que a los «sectores que en los últimos años no han crecido como el promedio del sector industrial» se les va a «reducir el tiempo en la devolución de impuestos». El funcionario explicó que con esta medida se busca dar mayor «liquidez» a las empresas locales que hoy están con problemas.

Para mitigar el impacto de la crisis internacional de 2008, el Gabinete Productivo había aprobado una reducción de 12 a 10 meses en la emisión de certificados para la devolución de impuestos para los sectores en crisis.

El director Nacional de Industrias, Sebastián Torres, dijo ayer a El País que en principio el paliativo se piensa aplicar a los sectores donde hoy los estudios están demostrando que «tienen problemas de competitividad» como el textil, vestimenta, curtiembres y la pesca. Aunque precisó que «no se descarta» que puedan sumarse otras ramas de actividad.

«Tenemos que revisar las cifras, y si se demuestra que otro sector requiere de este apoyo, se le va a brindar», adelantó.

Actualmente, los ministerios de Industria y Economía están negociando el plazo al que se reducirá la devolución de impuestos. Según Torres, «hay voluntad» para reducir el mismo en tres meses (de diez a siete meses). El gobierno estima que el decreto que habilitará este paliativo estará operativo en el corto plazo (este año).

«La idea es que en un futuro se puedan analizar otras medidas, pero siempre atendiendo la realidad puntual de cada sector», explicó el director de Industrias. En el primer semestre de este año, la competitividad de los productos uruguayos cayó 4,8%, debido a que los precios de los productos locales expresados en dólares se incrementaron más en relación a sus principales socios comerciales, según los datos de Tipo de Cambio Real que divulgó el Banco Central. Esto se dio como consecuencia de un aumento de la inflación de 4,71% y de una caída del tipo de cambio de 8,43% en los primeros seis meses de este año.

Positiva. A juicio del titular de la curtiembre Paycueros -que la semana pasada envió 90 trabajadores al seguro de paro-, Álvaro Silberstein, el anuncio del gobierno es «positivo» aunque «no es una ayuda determinante» porque lo único que evita es un costo financiero menor ya que hoy los intereses son muy bajos. «Esto no cambia la ecuación de fondo de las curtiembres. Aunque siempre es mejor cobrar antes», reconoció.

En la misma línea, el presidente de la Asociación de Industrias Textiles del Uruguay, Norberto Cibils, indicó que es una «medida razonable» ya que «era un absurdo que los impuestos que se pagaban en fecha se demorara un año en reintegrarse». De todos modos, aclaró que este paliativo «no soluciona los problemas estructurales que tiene el sector».

Por su parte, el ministro de Economía, Fernando Lorenzo, dijo ayer que cuando la Unión de Exportadores, la Cámara de Industrias y otras gremiales empresariales «nos explican el desafío de duplicar las exportaciones, hablamos siempre de competitividad, pero el desafío relevante es el de la productividad». «El debate sobre la competitividad, es el debate sobre la productividad», agregó Lorenzo. En ese sentido explicó que «lo que está detrás del progreso» son las mejoras en la «productividad».