Gobierno admite que se deben equilibrar relaciones laborales

El ministro interino de Industria sostuvo que hacerlo permitiría achicar incertidumbres para las empresas

El gobierno admitió ayer, a través del subsecretario de Industria, Energía y Minería, Martín Ponce de León, en forma bien explícita que se necesita trabajar en la mejora del clima de inversión y buscar «equilibrio» en las relaciones laborales para «achicar incertidumbres» y así consolidar el crecimiento económico que, dijo el funcionario, «ya no es más un rebote y hay que tratar de que sea estable».

Ayer, en la apertura de las IV Jornadas de Debate Industrial de la Cámara de Industrias, esa preocupación fue el punto central de la disertación del viceministro.

«Venimos ya no al borde de la crisis. Venimos con varios años de crecimiento. (…) Tenemos que achicar las incertidumbres y yo no quiero esquivar. Una de las incertidumbres que tenemos que achicar tiene que ver con las relaciones laborales. Tenemos que dar un marco estable que dé tranquilidad a largo plazo y que dé reglas de juego claras, respetadas por los distintos actores, de las que el gobierno es garante», resumió.

«Tenemos que hacer esto sabiendo que esto es un debe importante, siendo también conscientes de que venimos de una historia donde esto venía en situación muy asimétrica, bueno, hemos tenido un tránsito en el cual estamos, tenemos que lograr un punto de equilibrio», enfatizó el subsecretario de Industria.

El funcionario pidió «sabiduría» para que los acuerdos «no dependan de coyunturas y se transformen en culturas» que, sostuvo, pueden llegar a ser incluso más importantes para el crecimiento que las normas mismas.

Ponce de León dijo que no cree que exista «el riesgo» de que en materia de relaciones laborales se haya pasado a una «asimetría» que favorezca a los asalariados, pero admitió que «lo que sí es cierto es que cuando se viene de una asimetría histórica todas las cosas tienen sus vaivenes».

«Pero el gobierno va a mantener criterios de equilibrio y de gobierno de todo el país», advirtió. El nuevo marco laboral tiene que llevar «tranquilidad» a trabajadores y empresarios, dijo.

Aparentemente, es intención oficial que esto sea una estrategia de toda la administración porque, enfatizó, «el gobierno sobre esto tiene que ser articulador y garante y en esto tienen que estar involucrados todos los ministerios».

ESTRATEGIA. Ponce de León destacó que la industria está creciendo más que el conjunto de la economía, al igual que el empleo que genera que es cualititativamente superior al de otros sectores de la economía.

Los esfuerzos de la cartera de Industria se centrarán ahora en mejorar el régimen de promoción de inversiones, el de Admisión Temporaria y el de la promoción de inversiones. También se pondrá énfasis en el impulso de «clusters» industriales, de parques manufactureros y de los sectores de tecnología de la información y del software.

Ponce de León dio una visión optimista sobre la marcha de la inversión industrial y señaló que hay «tranquilidad» porque «nuevas cosas se están poniendo en marcha», lo que evidencia la importación de maquinaria.

Mario Bergara, subsecretario de Economía, coincidió en la necesidad de generar un marco estable y creíble para la inversión. «Muchas de las cosas que hay que hacer hay que hacerlas rápido. El marco necesariamente de-be ser estable y creíble», reconoció. También admitió que hasta ahora «se ha fracasado bastante en hacer cumplir las reglas» y reprochó a los empresarios la «opacidad» en sus actividades.

Aspectos clave de la estrategia oficial para mejorar la inversión son el impulso a una nueva ley de defensa de la competencia, la reforma del sistema concursal y de la Dirección General Impositiva, el Banco de Previsión Social y la Aduana y la atención de los inversores «no a través de una ventanilla única que se ha transformado en una muletilla poco creíble».