Gobierno advierte que crisis será más prolongada de lo previsto.

POR PABLO SOLARI DE LA REDACCIÓN DE EL OBSERVADOR

El presidente Tabaré Vázquez hizo ayer un fuerte llamado de atención a sus ministros al iniciarse el último año de gobierno.
Durante la reunión del gabinete advirtió que los últimos 12 meses de gestión estarán signados por la crisis económica internacional y la fuerte recesión que sufren Estados Unidos y Europa, a lo que sumó las “muy malas noticias” que llegan desde Brasil y Argentina, principales compradores de la producción nacional.

Vázquez finalizó su intervención destacando que Uruguay está “mejor preparado que a principios de la década” para enfrentar una crisis, y afirmó que el país atraviesa un “buen” momento económico. Aún así, advirtió que los efectos de la situación global serán “importantes”, tal vez más severos de lo previsto a fines del año pasado.

En línea con el presidente, el subsecretario de Economía, Andrés Masoller (el ministro Álvaro García viajó a Portugal), advirtió que la crisis internacional “será más prolongada de lo previsto inicialmente” y la repercusión en Uruguay podría ser también “mayor a la prevista”.

“No es razonable esperar una salida de la crisis a corto plazo”, apuntó Masoller, según confiaron a El Observador participantes de la reunión realizada en la residencia oficial de la avenida Suárez.

El 3 de diciembre pasado, Masoller dijo en el foro económico de ACDE que Uruguay sentiría la crisis de forma “atenuada”.

Sin embargo, ayer se conoció el último dato del Índice Líder de Ceres, que registró en diciembre de 2008 una caída en el nivel de actividad de 1,6% siendo esa la tercera baja consecutiva. El informe del Centro de Estudios de la Realidad Económica y Social advierte que Uruguay “podría entrar en recesión a partir del primer o segundo trimestre de 2009” . También ayer se conoció la caída que sufrieron las exportaciones en enero y febrero. (ver página 10)

Vázquez dijo que el panorama es “preocupante” y pidió a sus ministros estar “atentos” y hacer el mayor esfuerzo posible en la contención del gasto.

Según se informó ayer en el Consejo de Ministros, solo cuatro de los 13 Ministerios presentaron a Economía el plan de ajuste que permitirá un ahorro de por lo menos 5% del presupuesto 2009.

Vázquez pidió completar ese trabajo y recordó que lo único que no se afectará en los recortes de presupuesto serán las políticas sociales y la inversión en obra pública, que el presidente ya dijo será la forma de crear puestos de trabajo en un año donde se prevé un incremento del desempleo.

“La crisis no la deben pagar los más desprotegidos”, concluyó el presidente ante sus ministros.

Aseguró que en el último tramo de su administración procurará cumplir con el programa de gobierno y advirtió que eso se hará dentro de los márgenes que permita la crisis.

Alarma. El subsecretario de Economía explicó que en el último trimestre de 2008 el PBI de Estados Unidos cayó 6,2%, lo que representa “la mayor caída en 25 años”. Los analistas más pesimistas preveían uns baja de 5,4%.

Pero la preocupación que dijo tener Vázquez es también por lo que pasa en la región y en especial a los vecinos Brasil y Argentina.

El Banco Central de Brasil informó en las últimas horas que el déficit fiscal de enero aumentó 0,5% respecto a diciembre, llegando a 2,2% del PBI en los pasados 12 meses. Enero registró además un fuerte incremento del déficit comercial que provocó alarma en el gobierno del presidente Lula Da Silva, según confiaron a El Observador fuentes oficiales cuando a fines de ese mes llegó la noticia a Uruguay de que Brasil pondría trabas a sus importaciones.

La revista británica The Economist auguró una caída del PBI de Brasil de por lo menos 0,5% este año. En diciembre pasado la producción industrial de ese país cayó 14,8%. Brasil es el principal destino de las exportaciones uruguayas, por encima de Estados Unidos, Argentina y la Unión Europea, según los últimos datos de exportación.

Para mantener y ampliar en lo posible el mercado norteño, es que Vázquez viajará el lunes próximo a Brasilia para reunirse con el presidente Lula. El encuentro fue catalogado ayer en el Consejo de Ministros como “clave” para el desempeño comercial de Uruguay.

Vázquez buscará en Lula un socio y en Brasil un mercado en el cual recostarse para paliar los efectos de la crisis y la caída de otros mercados. También procurará mantener un flujo constante de energía proveniente de Brasil para hacer frente a la probable carencia en la generación propia durante el invierno.

Con el mismo objetivo de abrir mercados, Vázquez viajará a China el 19 de este mes.

Y en Argentina las cosas no están mejor. Tras seis años de crecimiento económico, la presidenta Cristina Fernández advirtió el pasado fin de semana que “de prolongarse la crisis, como se anuncia, convertirá a 2009 en el más difícil de los últimos 100 años”.