Gobierno analiza regular precios de una canasta alimentaria básica

Alentado por el éxito obtenido con la rebaja del precio del asado en su primera negociación con los empresarios, el gobierno analiza extender la medida a otros productos de la canasta básica de alimentos. La administración de Tabaré Vázquez pretende lograr una disminución de los precios de otros alimentos básicos mediante el diálogo con los sectores productivos, pero está dispuesta a regular esos valores por decreto de no lograr acuerdos.
El presidente de la República admitió anoche que su administración seguirá los pasos del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca en el tema de la carne. El ministro de esa cartera, José Mujica, logró que la industria frigorífica redujera esta semana un 23% el precio del asado luego de anunciar el secretario de Estado que estaba dispuesto a bajar por decreto el costo de ese corte de carne.

Ayer el presidente Vázquez reconoció la posibilidad de que el Ejecutivo arbitre los precios de la canasta básica. “Estamos trabajando (para bajar el precio de otros productos) en la línea del Ministerio de Ganadería”, señaló el presidente luego de un homenaje que le tributó la mutualista Asociación Española. Para lograr su cometido, Vázquez dijo que su gobierno apostará al diálogo con los sectores productivos –tal como lo hizo Mujica– aunque admitió que se actuará con firmeza de no lograr los resultados esperados.

“A través del diálogo, del entendimiento, (pretendemos) buscar las mejores condiciones para todos los uruguayos. Es mucho mejor ir al diálogo que al decreto, conversar y buscar acuerdos, que imponer una medida”, aseguró el mandatario. “Estamos estudiando” la forma de extender la rebaja a otros rubros, agregó.

Los productos usualmente considerados de primera necesidad son el pan blanco común y la galleta de campaña, el pescado, la carne y menudencia (frescos, congelados o enfriados), los aceites comestibles, el arroz, la harina de cereales y los subproductos de su molienda, las pastas y los fideos, la sal para uso doméstico, el azúcar,la yerba, el café, el té, el jabón común, las grasas comestibles y la leche.

La rebaja del asado estuvo precedida de una fuerte polémica entre el ministro y los frigoríficos que finalmente se zanjó cuando la propia industria presentó un plan de rebaja de este corte durante 60 días.


Gastos. Vázquez también habló ayer de la reducción de los gastos y las inversiones en el Estado, que ubicó en el orden del 10% (ver página cuatro). Al referirse a los juicios contra el Estado –un tema que ocupó un papel relevante durante el Consejo de Ministros del lunes– Vázquez estimó que el más importante, por un monto de US$ 240 millones, no tendrá “andamiento”.