Gobierno aplicará artillería pesada contra los evasores

El ministro de Economía, Danilo Astori, afirmó ayer que el gobierno se dispone a concretar a la brevedad una salida legal que permita publicar la lista de los grandes evasores del país.
La iniciativa forma parte de la artillería pesada que el gobierno comenzó a seleccionar para combatir la defraudación tributaria que cada año provoca que el Estado reciba 40% menos de ingresos por concepto de recaudación.

En los hechos, este armamento comenzará a aplicarse a partir de hoy mediante la entrada en vigor de un convenio que firmaron ayer Astori y su colega de Educación y Cultura, Jorge Brovetto, para cruzar información entre la DGI y la Dirección de registro (ver página 11).

Paralelamente, la próxima semana se anunciarán medidas adicionales que surgirán del denominado equipo “antievasión”, según informó ayer a El Observador el subsecretario de Trabajo, Jorge Bruni.

Este equipo está conformado por altos representantes de los ministerios de Trabajo y Seguridad Social (a través de la Inspección General de Trabajo) y Economía y tres organismos recaudadores, la Dirección General Impositiva (DGI), el Banco de Previsión Social (BPS) y la Dirección Nacional de Aduanas (DNA).

Durante una conferencia de prensa realizada ayer en la sede Ministerio de Educación y Cultura, Astori confirmó que se está estudiando a nivel del gobierno adoptar los mecanismos que permitan que la opinión pública acceda a los nombres de los principales evasores del país con la correspondiente suma de la defraudación.

Dijo que esta alternativa va en sintonía con la decisión de “remitir rápidamente al Parlamento” un proyecto de ley orientado a revelar la identidad de los principales deudores de la banca estatal.

“En rigor, los deudores crónicos y los grandes evasores está cometiendo la misma falta contra el interés nacional”, dijo Astori. Agregó que así como para difundir la lista de los deudores crónicos se necesitará “superar disposiciones” contenidas en la carta orgánica del Banco Central, para el caso de los evasores aclaró que habrá que superar los que figuran en el artículo 47 del Código Tributario (ver apunte).

El artículo aludido establece el secreto de las actuaciones de la administración tributaria y de los funcionarios que trabajan en ella.

“Un sistema tributario y su administración pueden buscar la justicia de muchas maneras. Una de ellas es introducir la justicia combatiendo la evasión y castigando con severidad a quienes defraudan”, sostuvo Astori.

Los procedimientos legales que se requerirán para publicar la lista de los grandes evasores del país será estudiada a fondo en la segunda reunión del equipo “antievasión” la próxima semana.

Bruni dijo a El Observador que este tema estará arriba de la mesa, aunque opinó que es un “tema delicado” que debería ser tratado con mucho detenimiento.

Sostuvo que para la próxima semana se discutirán una serie de medidas concretas tendentes a disminuir el volumen de defraudación que está generando un profundo daño en las cuentas fiscales del país. Dijo que gran parte de estas medidas ya están definidas y que podrían ser aplicadas a la brevedad.

La semana pasada trascendió que en este encuentro multi institucional se avanzará en la elaboración de medidas orientadas a crear una “cultura de la aportación”, que será difundida a nivel de la comunidad y, muy especialmente, de empresarios.

En este aspecto, se informó que una de las alternativas apunta a que estar al día con el pago de los impuestos y los aportes se convierta en un requisito indispensable para que las empresas reciban distinciones y reconoci- mientos oficiales. Se informó que se promoverá la aplicación de la denominada etiqueta social (o azul) en aquellos productos o servicios de empresas que cumplen con sus obligaciones con el fisco.

POR MARCELO INVERSO DE LA REDACCIÓN DE EL OBSERVADOR