Gobierno aspira a crear a fin de año 50.000 empleos

Los planes de mejora de la infraestructura incluidos tanto en el proyecto de “Uruguay productivo” como en la Rendición de Cuentas son un puntal de esa aspiración, ya que hoy el Poder Ejecutivo evalúa que puede llegar a superar los 35.000 puestos de trabajo creados en el período.

El presidente Tabaré Vázquez encabezó ayer un encuentro con los ministros donde se consideró esencialmente la gestión productiva, ámbito en el cual se informó que en los últimos seis meses fueron creados 9.000 puestos de trabajo y se dijo que se espera que solamente en el sector de la construcción se crearán entre 5.000 y 6.000 empleos hasta fin de año.

Gracias a este impulso, el gobierno piensa que el nivel de desocupación seguirá bajando y valora que en la primera mitad de la gestión haya pasado del 13,4% al actual 9,7%. En materia de ocupación, el ministro de Trabajo, Eduardo Bonomi, vocero de la reunión, dijo que se ha llegado al 56%.

En octubre, el gobierno celebró que el desempleo se haya ubicado por debajo del 10% por primera vez en los últimos ocho años.

DESEMPLEO. Ese mes, la tasa de desempleo a nivel de todo el país tuvo una baja significativa, y cayó al 9,7% de la población económicamente activa (PEA) -la que está en edad de trabajar- lo que significó que fuera la primera vez en el año en que ese indicador se ubicara en el nivel de un dígito, de acuerdo a la información del Instituto Nacional de Estadística.

Bonomi dijo que en la actualidad el país tiene “la mejor tasa” de empleo de la historia, y a la vez, anunció que “las últimas” cifras sobre desempleo lo ubican en un 9,7% de la población económicamente activa. Recordó que durante esta administración ha habido entre 14% y 15% de recuperación salarial, lo que aproxima al gobierno al “compromiso” asumido de llegar al 20%.

Pese a esta valoración positiva, en el gabinete se considera que el desarrollo productivo del país necesita “un cambio” en el sistema de comunicaciones viales. Por eso, una de las cosas que se planteó es aumentar la navegación fluvial, el desarrollo de los puertos y la vuelta al ferrocarril para la comunicación transversal del país. Para aplicar el “Uruguay productivo”, en el gobierno se cree “posible” la navegación de los ríos y la vuelta al empleo del tren, lo cual será una condición para el desarrollo de otras áreas.

Una de las cosas que se acordó en la reunión del gabinete de ayer fue que el modelo de país productivo debe involucrar a otros actores que no pertenezcan al gobierno, como trabajadores y empresarios.

INVERSIÓN. El gobierno toma para sí los logros y no lo atribuye a la coyuntura favorable de la región. A cambio, Bonomi afirmó que la mejora se debe a la “acción” del Poder Ejecutivo “Hay perspectivas favorables en la región pero hay que aprovecharlas”, aclaró.

Bonomi informó que el gobierno ha resuelto impulsar el concepto de “Uruguay productivo” con un total de U$S 45 millones. De ese monto, U$S 28 millones se destinarán al subsidio de microempresas para permitirles acceder a créditos. Y otros U$S 17 millones más a conversar con las cámaras productivas para ver cómo se utilizan para apoyar el desarrollo. “El gobierno tiene planes, busca mercados”, aclaró Bonomi.

INFORMALIDAD. El titular de Trabajo señaló que los informes presentados por los Ministerios en la reunión de ayer mostraron avances importantes de las medidas proyectadas, aunque aún no estén todas concretadas; pero la evaluación en conjunto es altamente favorable, aseguró.

Al encuentro de ayer en la residencia oficial del Prado no asistieron representantes del Ministerio de Desarrollo Social, según se informó luego del encuentro.

En otro orden y al ser consultado sobre el crecimiento del trabajo informal en América Latina, el ministro Bonomi dijo que en Uruguay este fenómeno se da a la inversa ya que en el primer año de esta administración se produjo un aumento del empleo del 2% acompañado por una afiliación al BPS del 14%, en 2006. Y agregó que en lo que va de 2007 el trabajo formal siguió creciendo. En Uruguay hay una tendencia decreciente del trabajo informal”, subrayó.