Gobierno boliviano declaró ilegal huelga de los mineros

EL PORTAVOZ del Ejecutivo, Alex Contreras, señaló en rueda de prensa que, además de ser «ilegal», la huelga es política a partir de que los mineros exigen ahora la renuncia de los ministros de Trabajo y Minería y la del prefecto (gobernador) del sureño departamento de Oruro, donde se encuentra Huanuni.

A su vez, el ministro de Minería, Alberto Echazú, denunció ante la prensa que el principal responsable de las protestas es el ex dirigente de la Central Obrera Boliviana (COB), Jaime Solares, que entonces llamó a la revolución armada, aunque ahora los mineros demandan que el gobierno de autonomía de gestión y financiera a la EMH. El gobierno ha respondido que no acepta esa posibilidad, pues supondría que los mineros se apropiarían de las utilidades de la empresa, que ahora pierde 200.000 dólares por día, es decir, un total aproximado de 1,4 millones de dólares en los siete días desde iniciadas las protestas.

Los mineros también exigen nuevas inversiones a lo que el gobierno respondió positivamente, y también elevar a rango de ley un decreto por el que el Ejecutivo marginó de su explotación a varias cooperativas privadas.
Evo Morales, quien ofreció encabezar las negociaciones a los mineros, emitió el decreto en octubre después de que, a principios de ese mes, los mineros cooperativistas atacaran a los de la estatal Corporación Minera de Bolivia para hacerse de más parcelas, con el resultado de 16 muertos.
Solares se enfrentó en 2005 a Evo por la conducción del movimiento sindical de izquierda y en 2006 exigió que el mandatario ejecute «una verdadera nacionalización de los hidrocarburos», con la expulsión de las transnacionales petroleras y la confiscación de sus inversiones.