Gobierno buscará vender activos de Cofac: surge interés de Chile y EEUU

Un día después de haber suspendido hasta nuevo aviso la actividad de la cooperativa Cofac y tras considerar que la suerte de esa institución financiera está a la deriva, el gobierno resolvió meter el bisturí a fondo y dispuso la intervención de la entidad por parte del Banco Central (BCU), desplazó a su autoridades, y puso en marcha una estrategia destinada a constituir, a partir de los activos de aquella, una nueva sociedad en la que participarían un conjunto de instituciones financieras del exterior, dijeron a El Observador fuentes oficiales y sindicales.
Las autoridades del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) manifestaron ayer a la dirección de la Asociación de Empleados Bancarios (AEBU) su convicción sobre la necesidad de liquidar jurídicamente Cofac, activar el Seguro de Depósitos para que los ahorristas recuperen su dinero y propiciar la creación de una nueva entidad cimentada en “otra forma jurídica”. Así lo dijo ayer a El Observador el dirigente bancario Juan José Ramos tras reunirse con Danilo Astori y Mario Bergara en la sede del MEF, antes de precisar que la activación del seguro de depósitos se haría “con la máxima velocidad posible”.

Ramos reveló que, durante la reunión con Astori y Bergara, estos jerarcas dieron a conocer el interés que tienen en “quedarse con el negocio de Cofac”el banco Bancor de Chile y el fondo de inversiones estadounidense General Electric Founds (G.E.), los que tiempo atrás habían explorado la posibilidad de comprar el Nuevo Banco Comercial (NBC). Esas expresiones de interés se suman a la comunicada el miércoles por el estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (Bandes) de Venezuela, que anunció su disposición a invertir US$ 10 millones en el nuevo negocio y cuyas autoridades arriban hoy a Montevideo.

“Esas son las ideas que maneja el Ministerio de Economía”, puntualizó Ramos, para aclarar luego que AEBU “se opondrá y rechazarᔠcualquier iniciativa orientada a una liquidación “al estilo del Banco de Crédito”, es decir, “a cambio de nada”. Ramos que la mencionada vía de resolución para evitar la pérdida del volumen de negocios y los activos de Cofac es considerada “viable”, dado que la institución “maneja fondos relativamente bajos que nadie” en la plaza aspira a disputar. “Ni siquiera el Banco República”, dijo.

Sobre la composición accionaria de la futura institución financiera que surgiría tras la liquidación de Cofac, Ramos señaló que podría incluir a “los socios actuales”, al Bandes y a “otros bancos”, como los citados más arriba.

Pero de confirmarse una decisión del gobierno para implementar ese esquema, AEBU jugará sus bazas a la introducción de otra variable: que “la nueva institución maneje los fondos de recuperación del Banco de Crédito”, la cartera administrada “por Thesis” y todo “lo que no fue a parar al NBC” tras el cierre de los bancos liquidados tras la debacle financiera de 2002.


Intervención. La intervención de Cofac fue anunciada a través de un comunicado divulgado en la página web del BCU cerca de las seis de la tarde. Allí se informó que la decisión se tomó “en procura del mejor escenario posible para los involucrados”. Además de la intervención, que rige desde las 15 horas de ayer, el BCU designó una Comisión Interventora que “asumirá la totalidad de las facultades de administración y disposición de las autoridades estatuarias de Cofac”, cuya suspensión de actividades se mantuvo.

El BCU designó al contador externo Enrique Canon para presidir dicha comisión interventora y nombrar, a su vez, a una Comisión Asesora que “trabajará para encontrar a la brevedad el camino necesario para hacer viable una institución de intermediación financiera sólida”, según resaltó el BCU.

En el comunicado, el BCU indicó que el aporte de US$ 10 millones anunciado por Bandes “constituye un elemento positivo para la evaluación de alternativas de solución a la suspensión de actividades”. La autoridad monetaria afirmó que “se mantienen vigentes los fundamentos de la resolución de suspensión preventiva que determinan la necesidad de medidas adicionales que permitan avanzar en la resolución de la situación de liquidez y viabilidad económica y financiera de Cofac”.

El BCU anunció en el comunicado que “el presidente y vicepresidente de Cofac” comunicaron la “voluntad” de renunciar de la totalidad de los miembros de la Mesa Ejecutiva de la cooperativa. Los renunciantes fueron el presidente de Cofac, Ariel Díaz, los vicepresidentes Danilo Gutiérrez y Ovidio Avondet, y los directivos Eduardo Rodríguez y Gustavo Cardoso. José Luis Blanco, gerente general, seguía hasta la víspera en el cargo.


Anticipo. Horas antes de la drástica resolución, el presidente del BCU, Walter Cancela, había dado algunas pistas al considerar “difícil” el retorno de Cofac a una operativa normal dado que la misma “fue suspendida dos veces” por parte de la máxima autoridad regulatoria del sistema financiero local (la anterior fue en marzo). Cancela expresó ayer al programa “En Perspectiva” de radio El Espectador que “probablemente” Cofac “evolucione hacia una salida diferente” a la conocida hasta ahora.

Cancela expresó que una eventual reprogramación de depósitos “no convence” a las jerarquías del BCU porque Cofac “ya salió una vez” de otra crisis incorporando ese mecanismo. “Una institución que salga con una reprogramación de todos sus ahorros nuevamente debería convencer al BCU de que es viable”, afirmó.