Gobierno colocó más deuda y dice dejará caja de US$ 1.000

Además de celebrar que la demanda «más que quintuplicó» la oferta, el ministro de Economía, Álvaro García, se preocupó de resaltar que «este dinero no es necesario en esta administración, pero mantuvimos el criterio de la política de prefinanciamiento. Es un avance importante sobre 2010».

En el gobierno se dijo a El País que con la colocación de US$ 500 millones, se terminará 2009 con un nivel cómodo de caja que supera los US$ 1.000 millones.

Además, con la emisión se prefinancia buena parte de las necesidades para 2010.

«Es continuar con la política coherente y responsable porque estos fondos no se necesitan en este gobierno», dijo García. Al pasarse a reservas, la colocación no aumenta el nivel de deuda neta y por ende no afecta el tope de endeudamiento que permite incrementar la deuda neta en hasta US$ 700 millones este año.

El bono colocado ayer vencerá en 2025 (con amortizaciones en 2023, 2024 y 2025), pagará intereses semestrales, tiene una tasa de rendimiento 6,875% y un spread de 340,3 puntos básicos sobre el bono de referencia de Estados Unidos a 10 años. La salida se dio en un momento propicio, luego que México colocó US$ 1.750 millones la semana pasada y que la calificadora DBRS mejoró ayer la perspectiva de la deuda uruguaya (ver aparte).

La emisión (cuyos agentes fueron Citigroup y Barclays) se armó muy rápido. En la mañana de ayer, el Consejo de Ministros aprobó el decreto que la autoriza, dijeron a El País fuentes oficiales.

Junto al jefe de la Asesoría Macroeconómica, Michael Borchardt, y la responsable de la Unidad de Deuda, Azucena Arbeleche, el ministro afirmó que es «la primera» emisión internacional desde julio de 2008 (cuando se ampliaron dos bonos por US$ 884,4 millones en una operación de canje voluntario) y será «la única del año».

Para García, se «aprovechó» el nivel actual de las tasas de interés a nivel internacional «que es muy bajo».

Destacó además que la deuda bruta en relación al PIB era de 97% en 2004 y al primer trimestre de 2008 (último dato) alcanza a 54%. «Esta emisión incrementará en 1,5 puntos» esa relación, puntualizó.

Arbeleche dijo que más del 40% del bono se colocó en Europa y más del 50% en EE.UU., el resto en el mercado local, donde participaron las AFAP, algunos bancos y la Bolsa.

En cuanto a la composición, el 70% fue adquirido por inversores institucionales y fondos que operan con emergentes. El presidente de la Bolsa de Valores (BVM), Ángel Urraburu, dijo a El País que de la emisión la BVM participó con solo US$ 500.000.

OPERADORES. Para los operadores bursátiles la colocación del gobierno fue un éxito y resaltaron la confianza que esto demuestra en el país.

«A un mes de la elección, con los dos candidatos con posibilidades de ganar en posiciones antagónicas y siendo uno de ellos un ex tupamaro, (la colocación del bono) está demostrando la confianza del exterior», dijo Urraburu a El País.

«Esto está mostrando que el orden de las variables macroeconómicas, la disciplina fiscal, las inversiones, pasaron a ser una política de Estado», agregó.

Para Javier Gómez, socio de Pro Capital, es «otro éxito más del gobierno que está aprovechando la excelente coyuntura (para emitir). Era una colocación muy esperada por los actores del mercado».

Gómez dijo a El País que con la emisión «todos ganan: el gobierno, los inversores y el mercado. Muestra que la demanda de inversores del exterior está viva y muy vigorosa».

En tanto, el operador de Rospide Sociedad de Bolsa, Andrés Escardó dijo a El País que «el timing fue el correcto, sobre todo porque el mercado desde hace varios días se está preguntando si la suba de precios que han experimentado todos los activos financieros en los últimos seis meses, es realmente consistente con las expectativas de expansión económica global y los beneficios de las corporaciones para el corto y mediano plazo»,

De todas maneras, Escardó recordó que hace una semana se comentaba que se iban a emitir US$ 300 millones y se preguntó: «¿el país se endeudó en US$ 200 millones más por una cuestión técnica o porque el gobierno ya está haciendo caja para el corto plazo?».

Los bonos Globales uruguayos subieron en promedio 0,86%, según el índice de la BVM. Por su parte, los de vencimiento más largo alcanzaron ayer sus valores más altos desde mediados de 2008. El 2022 tuvo un alza de 0,86% hasta el 111,25% de su valor nominal. El 2033 subió un 0,7% al 107,5%, y el 2036 ascendió 0,96% hasta el 105,5%. El riesgo país de República AFAP, bajó a su menor guarismo en más de un mes y se ubicó en 278 puntos básicos.