Gobierno convocará a empresas y sindicatos para bajar informalismo

Ayer se reunió en la sede de Economía el grupo de trabajo conformado por el director de la Asesoría Macroeconómica, Fernando Lorenzo, el subsecretario de Trabajo, Jorge Bruni, la Inspectora General de Trabajo, María Narducci, el presidente del Banco de Seguros, Gustavo Vilaró, el presidente del Banco de Previsión Social, Ernesto Murro, el director de Aduanas, Luis Salvo, y el encargado de despacho de la DGI, Nelson Hernández, entre otros funcionarios, para analizar la estrategia a implementar contra el informalismo.

Está prevista la elaboración de un documento con propuestas a presentar ante empresarios y sindicatos. En el encuentro de ayer, que duró un par de horas, se analizaron las distintas situaciones muy heterogéneas que existen y las diferencias que hay, por ejemplo, en este sentido entre Montevideo y el interior, dijo Bruni a El País.

Murro, por su parte, sostuvo que se apunta a la «inclusión» en un sentido amplio y que hay mucho interés en escuchar planteos propios de los empresarios y comentarios sobre las ideas del gobierno. Vilaró comentó que el Banco de Seguros participó en el encuentro para abordar lo vinculado a la cobertura de accidentes de trabajo y la incidencia que tiene en esa cartera el informalismo.

La DGI y el BPS ya han definido que coordinarán esfuerzos para procurar la formalización de pequeñas empresas. Murro señaló además que se acelerarán los trabajos para reformar el denominado «monotributo» que pagan básicamente feriantes y otros vendedores en la vía pública, el cual se considera que ha tenido una insuficiente extensión.

CAMIONEROS. Por otro lado, Murro cargó nuevamente con fuerza contra la Intergremial del Transporte Profesional de Carga que está molesta porque el BPS no quiere reconocer un acuerdo verbal al que llegó con el gobierno anterior que suponía que el organismo previsional no cobraría deudas por ningún concepto previas a noviembre de 2003.

«La Intergremial no tiene problemas con el BPS, tiene problemas con la ley. Lo que hizo es ilegal y perjudicó derechos de trabajadores. Además, ya el anterior directorio del organismo había marcado su discrepancia y consta en actas. Yo espero que el ex presidente Jorge Batlle desmienta el acuerdo porque si existió, incurriría en responsabilidades muy grandes», señaló Murro. La intergremial sostiene que el ministro de Transporte, Víctor Rossi, conocía el acuerdo y nunca lo objetó.

Los camioneros podrán eventualmente refinanciar y regularizar su situación en base a un nuevo plan que el BPS aprobará seguramente el jueves 6 de octubre, dijo Murro.

ACUERDO. A todo esto, los representantes de los trabajadores y de los empresarios en el Banco de Previsión Social acordaron proponer una «flexibilización» en los plazos de refinanciación de deudas previsionales a estudio del Directorio del organismo.

El borrador del anteproyecto prevé un plazo de 12 meses y se considera que debe darse plazos mayores para la regularización de los aportes personales y patronales.