Gobierno de Bush cree que relación con Uruguay es de “primer nivel”

En materia de comercio el gobierno de Estados Unidos tiene la voluntad real de incentivar el relacionamiento con todos los países que defienden la democracia y, especialmente, con Uruguay”, expresó Thomas Shannon, Secretario de Estado Adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental del gobierno del presidente George W. Bush.
Con estas palabras el jerarca norteamericano resumió la importancia que adjudica su gobierno al relacionamiento bilateral con Uruguay. De hecho, tras deshacerse en elogios hacia el país y destacar la defensa a ultranza de la democracia que realiza el sistema político uruguayo, además de congratularse por su concepción abierta al mundo en lo comercial, Shannon remató su intervención ante legisladores de todos los partidos en el Parlamento con una frase que puso en boca del presidente Bush: “La relación de Estados Unidos con Uruguay es de primer nivel”.

Shannon acompaña en su visita a Uruguay a Nicholas Burns, Secretario de Estado para Asuntos Políticos del gobierno de Bush. Ambos son la avanzada que prepara las reuniones para cuando mañana, Henry Paulson, Secretario del Tesoro de Estados Unidos, se entreviste con el presidente Tabaré Vázquez y su par de Economía, Danilo Astori (ver página 11).

En su reunión con los legisladores de la Comisión de Asuntos Internacionales, Shannon elogió también a Uruguay por su “profesionalismo” en las Misiones de Paz en el Congo y Haití, según pudo saber El Observador.


Asuntos internos. En tanto, el senador del Frente Amplio Carlos Baraibar (Asamblea Uruguay) destacó que la relación con EEUU se “intensificó” tras la visita de Bush a Uruguay en marzo.

Al respecto, el legislador explicó que “las diferencias” al interior del FA surgidas durante la visita del mandatario, “se minimizaron”. Baraibar se refería a que mientras unos ministros lo recibían en la estancia de Anchorena, otros jerarcas del gobierno repudiaban su presencia en una marcha por 18 de Julio.

El senador elogió a Shannon porque con su presencia en el gobierno de Bush, “hubo un giro en la política de Estados Unidos en América Latina”. “Ahora entienden el surgimiento de gobiernos progresistas en la región”, expresó.


Guantánamo. A su turno, el senador Rafael Michelini (Nuevo Espacio), reclamó a Shannon la permanencia de EEUU en la base militar de Guantánamo, Cuba, y planteó su preocupación por la violación de derechos humanos.

Como respuesta, Shannon reconoció que la prisión de Guantánamo es una “preocupación fuera de Estados Unidos, pero también adentro”. El enviado de Bush aseguró que su gobierno busca una “solución” que hasta ahora “no pudo hallar”, y reconoció que se piensa en cerrar la base militar.