Gobierno defiennde la ley de Servicio de Comunicación. Debate.

En entrevista con LA REPUBLICA, Alvarez defendió la digitalización de las señales de TV y reivindicó el derecho de los ciudadanos a acceder a las frecuencias que son patrimonio de la humanidad. «No existen los dueños de las frecuencias, existen los dueños de las empresas que hacen uso de las frecuencias», afirmó. Respecto a la conocida como Ley de Medios (Ley de Servicio de Comunicación Audiovisual), el director general del Ministerio de Educación y Cultura dijo que no habrá regulación de los contenidos sino más bien lo que se busca es introducir el concepto de responsabilidad institucional. «No habrá organismos de censura estatal, como hubo en otros tiempos. Lo que se está planteando es la reafirmación de la libertad de expresión y pensar que también hay que proteger a los trabajadores de los medios de comunicación», afirmó . Por su parte, el subsecretario de Industria, Edgardo Ortuño sostuvo en su momento que esta iniciativa del gobierno es el comienzo de «un camino de avances legales y reformas hacia la nueva regulación audiovisual que el país necesita». El funcionario reveló que se ha decidido transitar hacia una nueva ley audiovisual, porque la «vieja y pobre ley vigente» tiene su origen en la dictadura, aunque fue revisada a comienzos del período democrático.

El gobierno pretende contar en el país con una ley «moderna» para los servicios de radio y televisión con vistas a la convergencia digital, y «que esté al servicio de la democracia, de la cultura, del desarrollo del país y de la gente, que en última instancia es la destinataria de los esfuerzos de comunicación», dijo el subsecretario Ortuño.

La elaboración de una nueva ley tiene por lo menos, cinco fundamentos, sostuvo, detallando que el país «necesita una nueva regulación que responda a los cambios tecnológicos y a los desafíos de la convergencia digital»; es necesario un nuevo marco normativo porque el actual es «pobre, anticuado y disperso», evlauó; se pretende establecer un sistema de reglas «claras y transparentes» que brinden «certeza jurídica a los operadores privados»; se buscará impulsar la «enorme capacidad de creación de contenidos audiovisuales de los técnicos, actores y productores uruguayos» a través del desarrollo de la industria audiovisual y la «alianza estratégica entre los creadores de contenidos y los medios masivos de radio y televisión» porque según Ortuño, «el país debe incorporar recomendaciones y mejores prácticas que se han ido conquistando a nivel internacional en esta materia».

El funcionario añadió que se aspira también a cumplir con los siguientes objetivos: una ley que regule todos los servicios de comunicación audiovisual en las distintas plataformas tecnológicas; que atiende la pluralidad y la diversidad ?opuesto al control monopólico y la concentración-; acceso transparente y equitativo al uso del espectro radioeléctrico, patrimonio común y limitado de la sociedad; que no discrimine y garantice el acceso igualitario de todos los ciudadanos a los medios y también, que garantice la transparencia y la publicidad de los procesos ?designación de permisos y licencias y aspectos vinculados a la propiedad-.

Finalmente, Ortuño explicó que no se pretende con esta ley es «regular los contenidos informativos que interfieren las líneas editoriales de los medios ni una ley que establezca cuestionamientos de ningún tipo».