Gobierno empieza a creer que producto subirá más

Mientras algunos analistas ajustan levemente al alza sus proyecciones, en el gobierno se considera que los datos de enero y marzo dan fuerza a un aumento mayor de la actividad.

“Seguramente el crecimiento va a estar por encima de las proyecciones”, dijo a El País una fuente del equipo económico. Hasta ahora el Banco Central y el Ministerio de Economía no han ajustado sus proyecciones. La próxima reunión del Comité de Coordinación Macroeconómica será a fines de junio.

El PIB del primer trimestre subió 6,7% interanual y 1,3% desestacionalizado sobre el último trimestre del año pasado. Con esta alza de 1,3% más el arrastre del año pasado la economía ya se aseguró un piso de 3,4% para 2007.

Aunque se tiene claro que existe una desaceleración del crecimiento y que no es posible repetir el alza de 7% del año pasado, entre los funcionarios se entiende que se superará el 5,25%. Esta cifra fue determinada por el Comité de Coordinación Macroeconómica del 26 de marzo. La proyección anterior era de 4,5%.

Las fuentes consultadas dijeron que las proyecciones de marzo fueron “cautas” y señalaron que los indicadores indirectos del segundo trimestre muestran que la economía siguió a buen ritmo.

El indicador de volumen físico de la industria creció aunque a menor ritmo en abril -sin refinería subió 7,95% y 12,4% en el cuatrimestre- y la recaudación también crece.

Entre los funcionarios se cree, además, que los números del sector agropecuario serán mejores en el segundo trimestre que en el primero. Entre enero y marzo la producción agropecuaria cayó 2,4% interanual, debido a menor actividad en cultivos como el arroz y a la caída de la faena respecto al récord del año pasado.

Las fuentes dijeron que en el segundo trimestre se notaría más actividad en soja y arroz, ya que la cosecha que debía hacerse sobre marzo se difirió para abril por exceso de lluvias. Aunque la faena siguió bajando en abril, ya en mayo se comenzó a ver una recuperación.

En la última encuesta de expectativas del Banco Central -antes de conocerse los datos del primer trimestre- la proyección mediana de alza del PIB para 2007 era de 4,95%, por debajo de la estimación oficial. Sin embargo, la proyección para 2008 era más alta que la del equipo económico: 3,95% contra 3,75%.

RESERVAs. Esta semana, el Directorio del BCU analizará ajustes en la composición por monedas de los activos de reservas. Hasta ahora los activos como los pasivos del Central estaban “calzados” por moneda al estar nominados en dólares.

Desde hace tiempo el Central estaba considerando agregar otras monedas como euros o yenes a sus activos. En las últimas semanas se intensificaron los estudios y es posible que se decida realizar cambios en ese sentido. La previsión de que el dólar se siga depreciando alienta esa posibilidad. Desde el BCU se señaló que ya hay bancos centrales de economías emergentes que están recorriendo ese camino.

En el cuarto trimestre de 2006, el dólar constituía 64,7% de las reservas en moneda extranjera de los países frente a 65,8% de los tres meses anteriores, según datos del Fondo Monetario Internacional.

Al 11 de junio los activos de reserva del BCU eran de U$S 3.422 millones superando en U$S 331 millones los existentes al cierre de 2006.

El Comité de Coordinación Macroeconómica del 26 de marzo previó un aumento en estos activos de U$S 200 millones para todo 2007.