Gobierno esgrime el veto ante intereses corporativos

Consciente de que aún quedan más de dos meses hasta la primera vuelta electoral de octubre y de que la campaña estuvo pautada por algunos gestos de generosidad legislativa que le pueden costar caro a las arcas públicas, el Poder Ejecutivo está dispuesto a pulsear con el Legislativo y vetar todas aquellas iniciativas que crea inconvenientes.
El prosecretario de la Presidencia de la República, Leonardo Costa, dijo que el Poder Ejecutivo se ha planteado actuar de esta forma “ante ciertas propuestas que, de antemano, parecen ser extremadamente costosas”.

Costa sostuvo que el gobierno ya ha asistido a ejemplos en los que el Parlamento aprueba o discute proyectos “que van a contrapelo del sentido común. La idea es que vamos a ponernos firmes, muchas veces esa firmeza se expresará negociando, pero también admitiendo la posibilidad de que sea necesario imponer la iniciativa del veto”, añadió el jerarca gubernamental.

Costa sostuvo que la actitud del gobierno será de “respeto” hacia el trabajo del Poder Legislativo, pero también de “firmeza” en cuanto a que la campaña electoral no haga perder el rumbo fijado por el gobierno.

“Parecería que la campaña electoral ha alentado a ciertos grupos corporativos que en los últimos minutos del Parlamento pueden conseguir algo”, añadió el prosecretario.

Costa dijo que los legisladores del gobierno están en línea con esta posición y que la mayoría de las veces “han estado firmes”.


Problemas en el Senado. En algunos casos los propios legisladores de la Lista 15 han votado y hasta alentado proyectos que ponen muy nerviosos a los integrantes del gobierno. Tal es el caso de la iniciativa aprobada en el Senado que concedía el carácter de funcionarios públicos a pasantes, becarios y contratados por diferentes modalidades, lo cual luego se estimó comprendía a unas 20 mil personas. El proyecto se trancó en la Cámara de Diputados pero el gobierno ya había anunciado que lo vetaría.

En las últimas semanas el Poder Ejecutivo, a través del ministro de Economía, Isaac Alfie, anunció que también vetaría un proyecto de ley que aumenta y prorroga impuestos para financiar la Caja Bancaria que tiene media sanción del Senado.

Otra iniciativa que también fue aprobada por la Cámara Alta y que el Poder Ejecutivo está dispuesto a vetar si es avalada por los diputados es la que incluye a ahorristas del Trade and Commerce Bank (TCB) en el Fondo de Recuperación de Activos del Banco Montevideo. Tanto el proyecto de la Caja Bancaria como el del TCB contaron con el respaldo de legisladores oficialistas.

El gobierno también había anunciado su decisión de interponer vetos en caso de que prosperar un proyecto para suspender ejecuciones judiciales contra deudores o la creación de un fideicomiso estatal para los bancos liquidados y el Banco República.