Gobierno planteará cupos para ventas hacia Argentina.

EL GOBIERNO espera terminar de delinear esta semana cuál será la estrategia que utilizará cuando retome las negociaciones con sus pares argentinos y que buscará solucionar las restricciones que afectan al flujo comercial entre ambos países. El tema estuvo ayer en el Consejo de Ministros en donde se intercambiaron posiciones y se valoró a «la negociación» como «la única solución» para superar las distorsiones que afectan desde hace varios meses a algunos rubros de exportación.
Fuentes del Poder Ejecutivo dijeron a Ultimas Noticias que el gobierno tiene arriba de la mesa como una de las alternativas la posibilidad de solicitar cupos de exportación y de esa forma asegurar a las empresas determinados volúmenes de ventas. «El tema ya fue conversado con el sector industrial y es visto con buenos ojos», dijo la fuente. No obstante, todavía la lista de planteos está abierta y se pueden sumar otros. Según se informó, el gobierno está terminando de delinear su estrategia en función de las consultas que realizó con la Cámara de Industrias (CIU) y la Unión de Exportadores, al tiempo que ya mantuvo contactos con las autoridades de Comercio Exterior de la vecina orilla para determinar en qué fecha se realizarán las reuniones.
El establecimiento de cupos de libre circulación para los sectores que se ven afectados, como por ejemplo la vestimenta, podría permitir a las empresas planificar con más certeza su producción en el corto y mediano plazo. La comisión interministerial de apoyo al Comercio Exterior realiza actualmente un análisis pormenorizado «caso a caso» del impacto que tienen las medidas en los rubros afectados para determinar su efecto en cada una de las cadenas productivas.
Por otra parte, durante la sesión del gabinete ministerial, el presidente José Mujica, volvió a defender la importancia que el bloque tiene para Uruguay e insistió en que «sigue siendo la base comercial para del país», aunque reconoció que «atraviesa problemas». El mandatario sostuvo que el Mercosur debe «adaptarse» al avance de la economía, que «tiene que ser más regional y más globalizada».En este sentido, hubo coincidencia entre los ministros respecto a que el bloque «pasa por uno de sus peores momentos» desde la firma del Tratado de Asunción en 1991-
A la salida del encuentro, el ministro de Ganadería, Tabaré Aguerre, sostuvo que para mantener el monto de U$S 589 millones de exportación de bienes hacia Argentina, en el corto plazo la solución es negociar las distorsiones, que «son muy diferentes» a las que se habían previsto inicialmente en el proyecto del Mercosur. El jerarca explicó que se visualiza a Argentina como un mercado estratégico para los bienes industriales, aunque reconoció que «es un mercado que se complica de una manera casi irracional».
No obstante, dijo que se debe adoptar «una visiónestratégica» de mediano y largo plazo extrarregión. «En esto debe haber mirada de largo plazo, que debe permitirnos ver el escenario del futuro, la dependencia del mercado para Uruguay y cuáles son los costos o cuáles son los peajes que se pagan para mantenerse en ese status quo». (…) Nadie puede no afirmar que la situación del Mercosur desde el punto de vista comercial se ha deteriorado. Hay que tener una política para amortiguarlo», agregó.
En tanto, aun no existe definición respecto a si la misión que viajará a Buenos Aires tendrá también la participación de representantes empresariales y sindicales. En este punto existen posiciones dispares. Mientras Mujica manifestó su intención de evaluar el pedido y el ministro Roberto Kreimerman se mostró de acuerdo, el canciller Luis Almagro es partidario de que la delegación esté integrada solo por representantes de gobierno.

Otra fuente de gobierno dijo a Ultimas Noticias que «por ahora» no está en los planes «mandar una delegación a pelear» ni «plantear cosas en tribunales de controversia del Mercosur». «La opción en lo inmediato es ir a hablar desde posiciones de dignidad nacional, de defensa de los intereses del país y de sus trabajadores», agregó la fuente.
A nivel oficial también existe confianza en el papel que pueda jugar Brasil y la incidencia que puede tener la defensa de sus intereses que lleva adelante el gobierno norteño. Ayer la secretaria de Comercio Exterior de Argentina, Beatriz Paglieri, se reunió con su par brasileña, Tatiana Praze-res, para evaluar los alcances del nuevo sistema de control de importacioenes, según informó el diario El Cronista de Buenos Aires. El gobierno de Dilma Rousseff evalúa la legalidad e impacto de la. medida para adoptar una decisión. «Hay que conversar mucho con Brasil porque también nos puede ayudar en estos aspectos», dijo la fuente.