Gobierno porteño retiraría medidas a turistas

Autoridades del gobierno uruguayo y empresarios del turismo cuestionaron ‘el momento y el lugar’ de aplicación de la medida de intimación de pago que realiza el gobierno de la provincia de Buenos Aires a sus morosos que vienen de turistas a nuestro país. Hoy, como contrapartida, el Ministerio de Turismo regalará una botella de vino a cada argentino que arribe a nuestro país como un gesto de agradecimiento.

SEGURAMENTE la sangre no llegará al río, y este episodio no deteriorará las históricas relaciones de hermandad entre los gobiernos de Argentina y Uruguay. Sin embargo, el ministro de Turismo de nuestro país, Pedro Bordaberry, el director de la Impositiva, Eduardo Zaidensztat, y hasta el presidente de la Cámara de Turismo del Uruguay, Mario Amestoy, no consideraron feliz la adopción de esta medida del gobierno de la provincia de Buenos Aires.
Ayer, el subsecretario de Ingresos Públicos de la Provinci! a de Buenos Aires, Santiago Montoya, propuso a las autoridades uruguayas suspender los controles de turistas argentinos que viajen a este país a cambio de que le informen sobre las propiedades y cuentas bancarias que los morosos bonaerenses tengan en Uruguay.
‘Ofrecí a las autoridades uruguayas levantar los operativos a cambio de que nos suministren información sobre las cajas de seguridad que puedan tener los deudores en Uruguay y las propiedades que puedan tener en Punta del Este’, anunció Santiago Montoya.
Además, Montoya adelantó que hoy comenzarán los operativos de ‘promoción’ contra la evasión en el Aeroparque Jorge Newbery y en el Aeropuerto de Ezeiza. ‘Con los datos de los viajeros, cruzaremos la información con Migraciones y esas personas irán a juicio directamente. Se están riendo de nosotros y de la sociedad si se van de vacaciones con deudas de impuestos’, dijo Montoya.
Agregó que también hoy retomarán los operativos en la terminal de Buquebus en Puerto ! Madero y en las cabeceras de los puentes Gualeguaychú-Fray Bentos y Colón-Paysandú, y que el gobernador Felipe Sola se encargó de pedir la autorización correspondiente a las autoridades de Prefectura, a raíz del ‘desalojo’ que sufrieron los inspectores en los operativos del jueves pasado.
En referencia a esta propuesta en concreto, el ministro Bordaberry indicó que Uruguay ‘es un país serio que no responde a pedidos que se hacen a través de la prensa sino por vía diplomática’. Añadió que ‘no parece sensato que el levantamiento de una medida que se dice perjudica a Uruguay, se haga a partir de una condicionante. La aceptación de la misma violentaría el secreto tributario y bancario; esto demuestra por parte de Montoya un desconocimiento de las normas uruguayas’.

Embajador argentino elogió a Bordaberry
A fines de la semana pasada, cuando en Uruguay se enteraron de la noticia, el embajador de Argentina en nuestro país, Hernán Patino Mayer, se comunicó con el minist! ro Bordaberry para aclararle que la medida no tenía la intención de retener ni de demorar la llegada de argentinos a territorio uruguayo, sino que se estaba buscando a los 35 mil evasores que tiene el gobierno de Buenos Aires, para lo cual en los cruces de frontera se intimaba a los deudores a pagar. Dijo que si estas personas tienen una capacidad económica para hacer turismo, bien pueden hacer frente a sus obligaciones.

El diplomático argentino aclaró que de ninguna manera se intenta perjudicar el turismo uruguayo, y manifestó que tiene un enorme respeto por el ministro Bordaberry, ‘quien es uno de los jerarcas que más ha hecho por el turismo, y cuyos resultados están a la vista’.
El director de Impositiva de nuestro país, Eduardo Zaidensztat, consultado por LA REPUBLICA sobre la conveniencia de la aplicación de medidas contra la evasión, coincidente con la salida de turistas del país, indicó que en primera instancia pretendía interiorizarse en el tema.
No obst! ante aclaró que si la intención es notificar al deudor por una medida evasiva, no tiene por qué hacerse cuando la gente se va de vacaciones. ‘Si es que los morosos dan un domicilio equivocado, igualmente tienen otras forma para ubicarlos como puede ser a través de los recibos de teléfonos. Forma para ubicar a la gente siempre hay’, aclaró el jerarca de Rentas.
En tal sentido, el ministro de Turismo, Pedro Bordaberry. afirmó que Uruguay no puede hacer nada por las medidas adoptadas en territorio argentino, y que debe ser respetuoso de las mismas.
Sin embargo, cuestionó que las razones dadas por el gobierno de la Provincia de Buenos Aires no justifican nada, ya que la medida aplicada a quienes viajan a Uruguay, bajo la presunción de capacidad de pago, no se adopta a quienes viajan a Mar del Plata o Villa Gesell.

Incluso, Bordaberry redobló la apuesta asegurando que esta medida incentivará a la gente a venir a nuestro país.
El titular de Turismo aclaró que esta ! decisión fue aprobada por un funcionario y no por la Argentina, a lo que acotó: ‘Por algo hay más Rondeau que Serratea’, en referencia a los gobernantes que dirigieron las Provincias Unidas del Río de la Plata.