Gobierno presenta nueva ley de relaciones laborales

El gobierno ajustará la ley de Consejos de Salarios de 1943 a través de una futura norma que establecerá un sistema nacional de negociación cuyo texto será entregado al sector privado después de Semana Santa, pero el PIT-CNT analiza varios borradores de los que surgirá un proyecto de ley propio sobre la negociación colectiva.
La norma vigente que rige el funcionamiento de los Consejos de Salarios “será la base” del segundo capítulo de los cuatro que conformarán el futuro sistema nacional de negociación, dijo a El Observador el ministro de Trabajo, Eduardo Bonomi.

“Quedó en ese marco”, precisó Bonomi al aludir a la ley de 1943, sobre la cual el Ministerio de Trabajo había previsto, desde 2005 y hasta comienzos de 2007, que fuera reformada mediante otra ley.

Bonomi reiteró que el sistema de negociación “se articularᔠalrededor de cuatro niveles: el primero será “el salario mínimo nacional” para garantizar un ingreso básico a quienes trabajan en actividades y empresas que aún carecen de ámbitos orgánicos para la discusión salarial.

El segundo será “la negociación por rama de actividad”, es decir el andarivel que con algunos ajustes recogerá los fundamentos de la ley de Consejos de Salarios.

En tercer lugar se incluirá “la negociación por empresa”, que habilitará los acuerdos bipartitos en las firmas cuya situación económica requiera un ´descuelgue´ respecto al convenio de rama o permita un incremento superior al estipulado en el mismo.

En último término, la nueva legislación aludirá a “la prevención de conflictos” colectivos, que incluirá disposiciones regulatorias de las ocupaciones de empresas por los trabajadores.

El secretario de Estado enfatizó que “al articular” un sistema de relaciones laborales con derechos y obligaciones precisas para cada actor social, que comprenderá la negociación por rama, “se modificarᔠde hecho la ley de 1943.

Bonomi prefirió no brindar detalles del contenido “del borrador” del texto, el cual “está encaminado”, pero adelantó que “después de Turismo” se lo entregará “a los empresarios”.

El funcionario procederá de esa forma, “más allᔠde la decisión que adopten las cámaras empresariales acerca de su permanencia o no en la Comisión de Legislación del Compromiso Nacional, instancia de la que una delegación patronal se retiró sorpresivamente el 9 de febrero en rechazo a la vigencia de la ley de tercerizaciones.

Hacia mediados de 2006, cuando el sector privado se opuso a la intención oficial de promover un proyecto de ley sobre prevención de conflictos, el Poder Ejecutivo aceptó dejar por el camino esa iniciativa a cambio del compromiso empresarial de negociar en forma tripartita los contenidos de una ley de negociación colectiva.

Finalmente, el gobierno decidió que esa negociación se daría en la órbita del Compromiso Nacional y que de allí surgiría “un sistema nacional de negociación” que trascendería los límites de la negociación salarial por rama.


Cuerda propia. Pero en el PIT-CNT no son pocos los que prefieren expresar la autonomía sindical respecto al gobierno en todos los niveles de actuación.

Por ello, la central “maneja algunos borradores” destinados a convertirse en insumos de un proyecto “de ley de negociación colectiva” que el movimiento sindical defenderá frente a empresarios y gobierno como plataforma para la discusión tripartita del tema, señaló a El Observador el coordinador y secretario de prensa, Juan Castillo.

A los efectos de analizar esos borradores y avanzar en la definición de una redacción final, hoy sesionarán en forma conjunta “la sala de abogados y el Secretariado” Ejecutivo del PIT-CNT, indicó Castillo.

El equipo de asesores legales de la central está integrado “por casi 30 abogados” que anteriormente trabajaron, entre otros temas, en torno a “la ley de libertades sindicales”, explicó el sindicalista del gremio portuario.

El encuentro de la dirigencia de la central obrera, organizado con vistas a la febril actividad negociadora que se espera comenzará luego de Semana Santa, tendrá lugar entre las 9 y las 17 horas en la sede de la Fundación Friedrich Ebert (Fesur).