Gobierno reafirma la concesión de Carrasco ante ofensiva del Frente

El Ministro de Defensa, Elías Bluth, aseguró ayer que el gobierno cumplirá con su responsabilidad en el control de la concesión del aeropuerto de Carrasco, y afirmó que los incumplimientos en que incurrió uno de los integrantes de la sociedad en Argentina, no deben ser tomados como precedentes.

En momentos en que el Encuentro Progresista lanzó una nueva ofensiva en el Parlamento por la concesión del aeropuerto de Carrasco, el gobierno reafirmó ayer su decisión de seguir adelante con el proceso, y aseguró que controlará «estrictamente» el cumplimiento por parte de la sociedad que ganó la subasta.

También el ministro de Transporte y Obras Públicas, Lucio Cáceres, ratificó el rumbo de la concesión, y advirtió que frenar el proceso ahora «sería algo bastante complejo para el Estado», en virtud de eventuales acciones judiciales que podría emprender la sociedad concesionaria. Sin embargo, marcó una opinión diferente a la de Bluth, sobre los antecedentes de Aeropuertos Argentina 2000.

«Yo creo que sería mucho mejor que tuviéramos empresas que no tuvieran relación con otras que tienen problemas en otros países. De eso no me cabe ninguna duda», sostuvo.

En conferencias de prensa en distintos lugares, con una hora y media de diferencia, Bluth y Cáceres se pronunciaron sobre un informe de la Auditoría General de la Nación de Argentina, que el miércoles fue divulgado por el periódico Página 12, de ese país.

Al término de la asunción del nuevo auditor Interno de la Nación José Luis Corbo, el ministro Cáceres dijo que no hubiera sido bueno precalificar a las empresas que fueran a pujar en la subasta, dado que eso habría implicado una «discriminación de empresas», y habría reducido la competencia de ofertas. No obstante, admitió que prefiere que la sociedad concesionaria no tenga socios con antecedentes de incumplimiento. El jerarca efectuó esas declaraciones en rueda de prensa, en la sede de la Auditoría Interna de la Nación (AIN).

Luego, en la Base Aérea 1, Bluth desarrolló una conferencia de prensa, en la cual el concesionario del aeropuerto fue uno de los temas centrales. El ministro interino advirtió que la crítica de la auditoría argentina tuvo como objeto al organismo que debe controlar la concesión de los aeropuertos de su país a Aeropuertos Argentina 2000.

Sin perjuicio de ello, remarcó: «Aunque eso viniese con una aprobación papal, para nosotros no tendría relevancia, porque a nosotros lo que nos interesa es la situación uruguaya, el cumplimiento estricto de las normas de control de Uruguay».

«Estamos absolutamente seguros, de que la Auditoría General de nuestra República, nunca podrá achacarle al organismo de control uruguayo, no cumplir con las obligaciones que le caben», añadió.

Ante la pregunta de si el gobierno debe tomar en cuenta los incumplimientos que tuvo Aeropuertos Argentina 2000 en la concesión que ganó en su país, el jerarca respondió: «Yo creo que no debe servir como precedente, porque no sabemos ni conocemos exactamente cuáles son las condiciones imperantes en Argentina, cuáles son las cláusulas del contrato, cuáles son los derechos y obligaciones de las partes, todo eso obviamente no lo conocemos y tampoco tenemos por qué conocerlo. Lo que nosotros tenemos que mirar es cuál es la normativa aplicada en Uruguay, las cláusulas a las que debe someterse el concesionario, y vigilar, sea quien fuere, el estricto cumplimiento. Y hasta el momento, no podemos decir una palabra al respecto».

Un duelo a la distancia

El ministro de Transporte y Obras Públicas, Lucio Cáceres, no descartó ayer una denuncia penal contra el líder del Encuentro Progresista Tabaré Vázquez por haberlo acusado de intereses «espurios» en la concesión del aeropuerto, pero advirtió que antes quiere asegurarse «si lo dijo o no lo dijo, y que quede constancia de ello».

Con ese argumento, el ministro explicó ayer por qué le envió un telegrama colacionado a Vázquez. El dirigente encuentrista eludió confirmar la información que días atrás divulgó el diario El Observador sobre sus comentarios en una reunión política, y le contestó que en todo caso hiciera la denuncia penal.

Ayer en Durazno, Vázquez se mantuvo en los mismos términos de su respuesta: «El eligió un camino; ahora que lo transite».

Emprendimientos

MAQUINAS. El ministro de Defensa, Yamandú Fau, tuvo como «misión» en su viaje a Rusia la negociación para cancelar parte de la deuda que ese país mantiene con Uruguay, a cambio de «equipos rodantes» para las intendencias de todo el país, principalmente camiones de carga, topadoras y camiones cisterna entre otros. Así lo informó ayer el ministro interino, Elías Bluth.

SIMPLIFICACION. Bluth participó ayer de un encuentro con otras autoridades uruguayas y brasileñas, en Rivera, en el marco de un plan para concentrar en un mismo local de paso de frontera los trámites de ingreso y salida de cargas y turistas entre ambos países. El jerarca informó que están «muy avanzadas» las gestiones para inaugurar el sistema en Rivera y Livramento, para luego extenderlo a otros pasos de frontera.