Gobierno resignado a seguir padeciendo a los piqueteros

EL GOBIERNO parece resignado a seguir padeciendo a los piqueteros argentinos bloqueando los pasos fronterizos hacia Uruguay. El cambio de mando en Argentina no generó ninguna expectativa en ese sentido en filas de la Cancillería uruguaya.
Fuentes consultadas por Ultimas Noticias indicaron que el discurso de asunción de Cristina Fernández no permite albergar ninguna esperanza. “Oficialmente no hay comentarios. El discurso fue leído pero no hay mucho para decir. No se avanza y queda claro que el gobierno argentino no intervendrá en los cortes de ruta. Todo quedó en manos de la Corte de La Haya”, indicó.
La presidenta afirmó que el conflicto se originó porque el gobierno uruguayo “violó” el Tratado del Río Uruguay y no se refirió directamente a los bloqueos de los puentes salvo por una elíptica frase “puede haber medidas que no compartimos” y que podría adjudicarse a esa situación.
Con respecto a la ausencia del canciller Reinaldo Gargano, se precisó que había sido invitado pero que fue el presidente Tabaré Vázquez quien resolvió ser el único presente en la ceremonia. “Fue una decisión política, obviamente”, comentaron las fuentes.
TODO A LA HAYA
Tras las palabras de Cristina Kirchner, jerarcas de ambos gobiernos parecen decidido a limitar el alcance del conflicto y circunscribirlo a un litigio jurídico internacional que será dirimido en La Haya, una forma de evitar un mayor deterioro de la relación en otras áreas.
En este sentido, el prosecretario de la Presidencia, Jorge Vázquez, dijo ayer que la presencia de su hermano Tabaré en la asunción de Cristina fue un hecho “lógico y natural” y que la presidenta “ubicó el problema donde debe estar”. Señaló que el conflicto está supeditado a lo que ocurra en el Tribunal de la Haya, donde Argentina presentó un litigio alegando que Uruguay violó el Tratado del Río Uruguay al autorizar, en forma unilateral, la instalación de la pastera Botnia en Fray Bentos.
En igual dirección se pronunció el jefe de gabinete del gobierno argentino, Alberto Fernández. Dijo ayer que el problema «no es el corte, es Botnia» y reafirmó que el conflicto será resuelto en La Haya.
«Ese problema lo vamos a resolver como una sociedad civilizada que somos en el marco del Tribunal de La Haya», expresó Fernández en declaraciones radiales.
En tanto, el gobernador de Entre Ríos, Jorge Busti, principal soporte político y económico de los piqueteros de Gualeguaychú, dejó ayer su cargo en manos de Sergio Urribarri.
Al despedirse, Busti informó que su primera acción como diputado provincial -cargo para el que fue electo y que ejercerá de aquí en adelante- será la participación en Gualeguaychú el próximo jueves 20 de un acto al que asistirán tres representantes de la Asamblea Ciudadana Ambiental, dos abogados de la misma, el intendente y el director del hospital, con el objetivo de elaborar una declaración que será enviada a la Corte Internacional de Justicia de La Haya, al Parlamento finlandés y a todos los Parlamentos del mundo, en procura «de la defensa del medio ambiente y en contra de Botnia en el marco de la legalidad y de la institucionalidad», según informó El Once Digital.
Por su parte, los piqueteros realizarán hoy la primera movilización contra Botnia en el gobierno de Cristina Kirchner.
Los piqueteros entrerrianos, en ómnibus y autos, marcharán hacia Plaza de Mayo y estarán acompañados por las Asambleas de Colón, Concordia, Buenos Aires y otras provincias. Protestarán bajo el lema «contra el saqueo y la contaminación». «Esta no es una marcha contra Cristina, sino un llamado de atención para todos los gobernantes, incluida ella, porque los ciudadanos reclamos una presencia del Estado en defensa del medio ambiente y contra el saqueo de los recursos naturales del país», indicaron los ambientalistas a El Once Digital.