Gobierno resolverá el lunes próximo qué destino se le dará al dinero de la subasta

El próximo lunes se definirá el destino de los 34 millones de dólares que el Estado obtuvo por la subasta del aeropuerto de Carrasco, durante una reunión que mantendrán los ministros de Economía, Isaac Alfie, y de Transporte y Obras Públicas, Lucio Cáceres, informaron a El País fuentes oficiales.

Desde las 17 horas, ambos secretarios de Estado negociarán el destino de los fondos, que según la ley de reactivación económica tendrán como fin obras de «infraestructura», y que según el decreto reglamentario serán utilizados para obras sociales e infraestructura.

El gobierno evalúa la posibilidad de destinar parte del dinero al Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (Mvotma), y otra parte al de Transporte y Obras Públicas (MTOP). Según pudo saber El País, este último aspira a que los recursos obtenidos en la subasta garanticen totalmente el aporte estatal en la megaconcesión de obras públicas y que se termine la incertidumbre sobre su cumplimiento. De esa forma, garantizaría la emisión de Obligaciones Negociables (ON), de la cual participarían las Administradoras de Fondos de Ahorro Previsional (AFAP). Entre las posibilidades que estudia, también está la creación de un fondo de fideicomiso, en virtud de la inminente aprobación en el Parlamento de la ley que habilitará el uso de ese instrumento.

En los últimos meses, existió incertidumbre en varios ámbitos vinculados a la megaconcesión, en virtud del incumplimiento del Estado en sus pagos correspondientes, e incluso algunas de las grandes obras del proyecto estuvieron paralizadas. Para peor, la inexistencia de oferentes en la convocatoria a subasta por el aeropuerto para el 25 de junio pasado, agravó la situación.

Ahora, dado el alto precio que se obtuvo en la subasta, las perspectivas cambiaron para los organismos públicos vinculados a la megaconcesión, coincidieron las fuentes consultadas por El País.

SOLICITUDES. En tanto, el gobierno recibió en las últimas horas los pedidos de algunos organismos estatales para recibir al menos parte de los recursos producidos por la subasta, confiaron los informantes.

«Tenemos ya varios en la fila», ironizó uno de ellos. Pero también en el Parlamento surgieron los reclamos, casi de forma inmediata al término de la puja de ofertas. El senador herrerista Luis Alberto Heber sostuvo que el dinero permitiría cumplir una iniciativa del Partido Nacional, que tiene como fin la reducción del IRP.

CUESTIONAMIENTOS. De forma paralela, en el Parlamento también surgieron críticas y advertencias sobre el comportamiento del grupo empresarial que ganó la subasta, y que por lo tanto tendrá por 30 años la concesión del aeropuerto.

En filas del Encuentro Progresista el senador Eleuterio Fernández Huidobro advirtió al semanario Búsqueda: «Habíamos manifestado el peligro de que esta empresa argentina participara en la subasta, recién nos metimos en Internet, pusimos el nombre de esta empresa, y apareció una lluvia de denuncias hechas en Argentina sobre sus incumplimientos».

Por su parte, los legisladores nacionalistas Gustavo Penadés y Francisco Gallinal pusieron reparos sobre el grupo ganador. El primero cuestionó la existencia de intereses del grupo en Uruguay y en Argentina en paralelo, y el segundo indicó que en el ganador hay empresarios con «antecedentes preocupantes».