Gobierno satisfecho por respuesta de inversores ante deuda en pesos

Los jerarcas anunciaron, además, que los detalles de la operación se conocerán el próximo miércoles, cuando se haya terminado de analizar este proceso de recibimiento de ofertas.

En conferencia de prensa, tras su arribo al Aeropuerto de Carrasco, ambos jerarcas calificaron la gira de positiva. «Creemos que (el proceso de consulta) fue razonablemente positivo y vamos ahora a esperar el resultado de las ofertas que se han empezado a recibir. Ese proceso terminará el día miércoles», afirmó Alfie y a su turno De Brun replicó: «queda manifiesto el interés que sigue despertando Uruguay como posibilidad de colocar papeles de deuda».

Alfie señaló que «en términos internacionales fue novedoso que la transacción se realice en moneda nacional», ya que es la primera vez que un país emergente hace una operación internacional en su propia moneda. A su vez, explicó que durante la gira lo que se hizo fue dar información sobre Uruguay y que básicamente la argumentación fue «el desarrollo de la economía (uruguaya) a partir del canje hacia aquí y las perspectivas del futuro».

Consultado a cerca de que si los inversores preguntaron como va a enfrentar Uruguay los vencimientos de la deuda externa, el titular del MEF respondió: «Los operadores (internacionales) saben que después del canje Uruguay quedó en situación sumamente aliviada hasta el año 2011 en materia de vencimientos con el sector privado, y saben de los vencimientos con los organismos internacionales, y también saben de la conducta histórica de Uruguay de hacer programas e ir pudiendo manejar la situación».

Cuando anunciaron el lanzamiento de los nuevos títulos en Unidades Indexadas (UI), el viernes 3 de octubre, Alfie y De Brun dijeron que será por el equivalente a un monto de entre US$ 100 millones y US$ 150 millones, el que se ajustará de acuerdo a las ofertas que se reciban. Al respecto el presidente del BCU manifestó que «lo que hemos extraído (de la gira) es que este monto indicativo creemos que se va a poder colocar sin problemas».

El plazo de la emisión oscilará entre tres y cinco años, y la tasa se definirá en base a las propuestas efectuándose un corte en base al sistema que habitualmente utiliza el BCU. De todas formas las cifras definitivas se conocerán el próximo miércoles, una vez que se evalúen las propuestas de los inversores. «Vamos a esperar los resultados para poder ratificar esta apreciación primaria durante la semana próxima», apuntó De Brun.

Finalmente, consultado acerca de la propuesta de Tabaré Vázquez, para una posible nueva renegociación de la deuda externa, Alfie señaló que no recibió comentarios de los inversores. El ministro de Economía se había manifestado en contra de esa posibilidad. El pasado martes había recordado a El Observador que los bonos que corresponden al sector privado «ya están reprogramados», y que la deuda con los organismos financieros «no se puede reprogramar».

(Observa)