Gobierno se propone aprobar la ley de cárceles antes que concluya el mes

El proyecto de ley ingresó a la Cámara el martes pasado y a partir de las 9.30 del miércoles comenzará a ser analizado por la Comisión de Constitución y Códigos junto a la de Derechos Humanos, que recibirán a tales efectos al ministro del Interior, José Díaz.

La bancada oficialista se propone dar un rápido trámite a la iniciativa, de modo que pase al Senado y sea sancionada antes de agosto, con el propósito de evitar que se extienda la polémica y aumente la presión en las cárceles.

Una vez ingresado al cuerpo el texto, el presidente de Constitución y Códigos, el frenteamplista Jorge Orrico, anunció que daría a la oposición una semana para estudiar el articulado, que prevé, entre otras cosas, la liberación de unos 700 reclusos.

De todas formas, blancos y colorados se adelantaron al debate y anunciaron que votarán parcialmente la iniciativa.

Ahora, la izquierda quiere abrir la discusión formal pero sin que ello signifique perder el ritmo, puesto que piensa aprobar la ley en Comisión la semana próxima.

Los legisladores oficialistas manejan información en tiempo real sobre la situación en las cárceles, donde los anuncios del gobierno referidos a esta ley han generado cierta ansiedad que, en algunos casos, llevó a huelgas de hambre. Los representantes son sensibles a esta realidad, y aunque prefieren no avalar la palabra “presión”, sí reconocen que la situación en las cárceles exige un acelerado tratamiento del proyecto en el Palacio Legislativo.

La intención de la bancada oficialista es agotar la discusión y las modificaciones en Diputados, para que los senadores aprueben la ley en forma casi automática.

La oposición ya anunció que no votará todos los artículos de la ley, aunque sí apoyará aquellos relacionados con el fortalecimiento del Patronato de Encarcelados y Liberados y la creación de un centro de atención a las víctimas de delitos violentos, además de la redención de la pena con trabajo y estudio y otros puntos no vinculados directamente con la liberación de presos.

El diputado frenteamplista Carlos Gamou se sintió molesto con las críticas de la oposición. Señaló que “durante 20 años incumplieron la Constitución que impide que las cárceles sirvan para mortificar a los procesados”.

COLORADOS ELABORAN INFORME QUE CRITICA EL PROYECTO DE DIAZ

La Comisión de Seguridad Pública del Partido Colorado se pronunció en contra de ley en un informe presentado a la fuerza política y al que accedió Últimas Noticias.

En el estudio se realizan numerosas críticas a la iniciativa, donde se fundamenta la visión colorada de que, con ella, el gobierno privilegia los derechos de los presos antes que los de los ciudadanos libres.

Según la Comisión, el gobierno legisla “bajo presión” y “no existen antecedentes de esta inédita idea”.

Se señala que “se descomprimen las cárceles para comprimir a la sociedad” y reclama “respetar a la Justicia y su independencia”, en virtud de que los presos están privados de libertad “por haber cometido probados delitos y porque así lo dispuso la Justicia Penal en plena democracia”. Los colorados también cuestionan que el proyecto no distingue entre delincuentes primarios y reincidentes, precisa que no están rehabilitados y acusa al gobierno de “manipular los números”.