Gobierno subsidia compra de vivienda y pagos a BHU

El gobierno anunció la puesta en marcha de un plan de subsidios para la compra de unas 1.070 viviendas por parte de familias de bajos recursos de todo el país, y adelantó que la semana próxima lanzará otro que permitirá reducir la cuota que unas 25.000 familias pagan al Banco Hipotecario (BHU). La primera parte del programa será financiado con U$S 5 millones del presupuesto del Ministerio de Vivienda, en tanto que la que se anunciará la semana que viene, que costará unos U$S 120 millones a lo largo de los próximos 15 a 20 años, estará a cargo de la Tesorería.

El Ministro de Vivienda, Saúl Irureta. y el subsecretario de esa cartera, Oscar Brum, explicaron que con el subsidio de esa repartición se podrá subsidiar hasta el 40% por ciento del precio de las viviendas, propiedad del BHU, que serán destinadas a familias con ingresos de entre 30 y 60 Unidades Reajustables (entre $ 6.900 y $ 12.900)

«De esta forma el Gobierno baja el precio de la vivienda para los futuros dueños», agregó Brum. Mediante el programa un porcentaje de la deuda asumida por el comprador queda para el final de la operación, generando una tasa de interés baja.

En caso de que el comprador de la vivienda cumpla con sus cuotas, lo que demandará un plazo de entre 15 y 17 años, tras pagarlas y a través del subsidio se cubre el precio total de la propiedad. En dos semanas se realizará el llamado a interesados para la compra de esas viviendas.

Como parte de otro acuerdo entre el ministerio y el banco se hará una nueva tasación de viviendas ya adjudicadas por el Hipotecario para determinar si sus promitentes compradores, que tengan el pago de sus cuotas al día, tienen necesidad y derecho de un subsidio.

El Ministerio de Vivienda decidió además poner en práctica una solución transitoria para situaciones consideradas de emergencia y se hará cargo de hasta cinco cuotas de familias con graves problemas económicos.

Este plan estará destinado especialmente a mujeres jefas de hogar con hijos a su cargo y que tengan el riesgo de desalojo por falta de pago de sus compromisos con el Banco Hipotecario.

FINANCIAMIENTO. La interrogante que quedó ayer tras la andanada de anuncios realizados es la seguridad de que el gobierno disponga de recursos por cerca de U$S 120 millones para dar subsidio a cerca de 25 mil familias de la cartera social del Banco Hipotecario durante un plazo de 15 a 20 años, ya que en las otras dos acciones el universo es menor y los recursos ya están en caja.

La idea había sido esbozada hace meses por la dirección del Hipotecario para que los clientes que tienen o tuvieron derecho al subsidio del Sistema Integral de Acceso a la Vivienda lo cobren y así poder pagar menos cuota al banco, que en muchos casos es lo que pasa hoy.

Brum, dijo a El País que la Contaduría General de la Nación aseguró que «existen los fondos» en la Cuenta Unica del Tesoro, el que surge de las diferencias entre lo recaudado por el Fondo Nacional de Vivienda desde 1998 a la fecha y lo que se asignó efectivamente a la cartera en ese período. «No es necesario todo el dinero ahora porque se entregarán subsidios durante un plazo de hasta 20 años», aclaró el funcionario.

El gobierno quiere dejar claro que esto no es un vale todo y adelantó que el que se atrase en tres cuotas luego de recibir el subsidio, queda automáticamente fuera del sistema.

El mecanismo apuntará a hacer una retasación de los inmuebles junto a una verificación de los ingresos actuales tras lo cual se hará un recálculo del monto y una reducción de la cuota. «En algunos casos el subsidio va a servir para cancelar deuda cuando sea muy chica», explicó Brum. En el caso de las cooperativas de ayuda mutua y las de propietarios tienen desde hace años contratos con el BHU para pagar menos cuotas llegando al 50% en la mayoría de los casos.