Gobierno teme eventual parálisis económica por paro de transporte

Los informantes señalaron que la medida adoptada por las diferentes gremiales significa el riesgo de que el país sea paralizado desde el punto de vista económico.

Las fuentes dijeron que si bien no se puede hablar de una “chilenización” de la propuesta, el gobierno toma nota de que algunos sectores empresariales pueden adoptar medidas duras.

Si bien el ministro de Transporte, Víctor Rossi, anunció que aliviará la carga tributaria sobre el gasoil para compensar el subsidio al transporte colectivo, los transportistas de carga, gremiales rurales y taxímetros decidieron mantener la paralización por tiempo indeterminado para expresar su rechazo a las medidas tomadas. “Razones económicas no hay. La explicación yo no la tengo”, dijo anoche Rossi en canal 12.

En tanto, el ministro de Ganadería, José Mujica, dijo ayer que la Asociación Rural “jamás enfrentó a ningún gobierno” y que “ahora prefiere perjudicar los intereses del gremio con tal de perjudicar al gobierno”.

Rossi trabajó el fin de semana en su despacho, mantuvo comunicaciones con varios ministros –entre ellos Héctor Lescano, de Turismo–, estudió la situación y tomó recaudos para evitar una afectación global de la economía a raíz del paro que comienza en la jornada de hoy.


Espera. Unos 20.000 camiones y 5.000 taxímetros paralizarán sus actividades y ubicarán sus unidades en las rutas de acceso y principales puntos de la ciudad, en espera de que el gobierno revea su decisión. De esa forma, el gobierno enfrentará el mayor paro de transporte desde su asunción.

Los únicos servicios que no se verán afectados son la distribución de leche desde los establecimientos a las plantas y el reparto a supermercados y almacenes, y el abastecimiento de combustible para hospitales, Bomberos y Policía. El paro implicará que no se repartirá combustible a las estaciones de servicio, frutas, verdura ni carne.

El presidente de la Intergremial del Transporte, Diego Valverde, dijo que la sustitución del Imesi por el IVA no es suficiente y subrayó que quedan pendientes otros aspectos, como los aportes patronales al BPS. “Si bien estamos de acuerdo en la rebaja del boleto, opinamos que es un desatino el mecanismo que se quiere aprobar”, opinó.

En otro orden, los taxímetros se concentrarán hoy en el Palacio Legislativo, la plaza Independencia y Avenida del Libertador. La paralización afectará también a los servicios de radio taxi y las Mutuas de Seguros, que no ofrecerán cobertura a los vehículos que trabajen.

A la hora 20 se reunirán los propietarios de taxímetros y decidirán si culminan la movilización o continúan el paro.

“Estamos en la peor crisis que atravesó el taxi. Nuestro paro es por el derecho al trabajo”, dijo a El Observador el presidente de la gremial del Taxi, Oscar Dourado.

Por otra parte, las gremiales rurales manifestarán hoy en las rutas nacionales, en rechazo de aspectos de la reforma tributaria y del aumento en el precio del gasoil. Dirigentes del sector agropecuario aseguraron que la mayoría no podrá descontar el IVA.