Gobierno ve señal positiva en el informe del Banco Mundial

La postergación, de acuerdo a los mecanismos de funcionamiento del Directorio del Banco Mundial, es concedida automáticamente a solicitud de cualquiera de sus integrantes, y uno de ellos es el argentino Félix Camarasa.

Fuentes del gobierno uruguayo indicaron a Ultimas Noticias que el argentino alegó «que precisaba tiempo para expedirse».

No obstante, el comunicado emitido ayer en Washington por el organismo hace parecer inexorable el otorgamiento del crédito al subrayar que la planta «no causará ningún daño ambiental y generará beneficios económicos significativos para Uruguay».

En el gobierno uruguayo se presumía que el argentino pediría el aplazamiento, pero cayó por sorpresa el contenido del comunicado, que se calificó como «altamente positivo».

«La planta Orion, de propiedad mayoritaria de la compañía finlandesa Oy-Metsa Botnia, será operada según las normas mundiales más elevadas y cumplirá con las normas ambientales y sociales», indica el documento.

Agrega que los informes elaborados para el organismo brindaron «evidencia concluyente de que la zona local, incluyendo la ciudad argentina de Gualeguaychú, no experimentará impactos ambientales adversos».

Incluso señala que habrá «mejoras ambientales» por los compromisos asumidos por Botnia para «el tratamiento de las aguas residuales de la ciudad cercana de Fray Bentos, la generación de electricidad a partir de las operaciones de la planta que contrarrestará 68.000 toneladas anuales de dióxido de carbono mediante el reemplazo de petróleo consumido en plantas generadoras públicas y la reducción de la lluvia ácida, el tratamiento de los efluentes no tratados de una planta de celulosa más antigua y no relacionada en la ciudad cercana de Mercedes, y la producción de suficiente clorato de sodio como para permitir que las plantas locales de Argentina y Uruguay pasen a la producción de celulosa libre de cloro elemental».

«La planta Orion (de Botnia) representa la mayor inversión extranjera de la historia de Uruguay y ayudará al país a subir en la cadena de valor más allá de la exportación de materia prima, a la vez que generará unos 2.500 puestos de trabajo locales muy necesarios», enfatiza el comunicado del organismo.

Añade que «la planta generará un valor agregado equivalente a 2% de la totalidad del PBI de Uruguay y ligeramente por encima de 8 por ciento de las exportaciones del país para cada año de producción a plena capacidad».

Opositor
De acuerdo a las fuentes consultadas, se tiene la convicción en Uruguay de que el argentino votará en contra del proyecto, aunque se considera que «debería abstenerse» por representar a ambos países en el Directorio del Banco Mundial.

De todas formas, la oposición de Camarasa no sería acompañada por otros directores ejecutivos: «no tenemos detectados a ningún director que se oponga», dijeron las fuentes.

Asimismo, se reconoció que en caso de que Camarasa votara en contra del otorgamiento del crédito, el relacionamiento entre Uruguay y Argentina se vería «seriamente afectado» también en ese ámbito.

El ministro de Economía, Danilo Astori, y el secretario de la Presidencia, Gonzalo Fernández, extenderán su permanencia en Washington hasta que el Banco Mundial tome decisión el martes próximo.

Fernández declaró anoche a Subrayado que ese aplazamiento no resultó nada «extraordinario».