Gobierno y analistas prevén inflación baja el próximo año

El subsecretario de Economía y Finanzas, Andrés Masoller, dijo a El País que la inflación «está controlada, aunque un poquito por encima de la meta del gobierno». Agregó que los meses futuros van a ser períodos de inflación «baja» y, por tanto, «estamos esperando cerrar al año dentro de las metas». Es decir, una suba de precios de entre 3% y 7%.

Por su parte, el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Martín Dibarboure, dijo a El País que no se están previendo «grandes saltos» en la inflación para los próximos meses. «Estamos con los ojos abiertos, alerta, pero no esperamos que se produzcan cambios como para tener que recurrir a acuerdos de precios otra vez», sostuvo el funcionario.

En tanto, varios analistas privados coinciden en que la próxima administración de gobierno que asuma en marzo de 2010 no debería tener dificultades para controlar el Índice de Precios al Consumo (IPC) y proyectan una variación similar a la de este año y en algunos casos por debajo de la misma.

La perspectiva de los técnicos del gobierno y analistas privados coincide con las expectativas de los uruguayos.

Según el Programa de Opinión Pública y Confianza Económica de la Universidad Católica y Equipos Mori, el 53% de los uruguayos considera que los precios crecerán «poco» en el próximo año. Asimismo el 20% cree que aumentarán «bastante» y 12% «mucho». Apenas el 8% cree que no subirán «nada».

El informe sostiene que «en general hay menor preocupación por la evolución de los precios (de cara al futuro) de agosto de 2009 que hace un año atrás».

De hecho, el porcentaje de consumidores que creen que los precios aumentarán «mucho» o «bastante» disminuyó de 48% a 32% entre agosto de 2008 y 2009 respectivamente.

Además, advierten que en agosto -mes en que se basa el relevamiento- se alcanzó el mínimo porcentaje de uruguayos que consideran que los precios subirán «mucho o bastante» y la máxima proporción de encuestados que creen que aumentarán «poco», siendo la tercera vez en el año en que «poco» reúne más de la mitad de las opiniones.

ANALISTAS. Para Rafael Mantero de CPA/Ferrere, la inflación en el 2010 tendrá sus peores meses en abril o mayo cuando se ubique en valores superiores a los actuales -en torno a 8,5%-, que se explicará no por un repunte de precios, sino por el efecto estadístico de sustituir meses de baja inflación de este año por períodos «normales» para el próximo año.

En abril y mayo de este año la variación del Índice de Precios al Consumo (IPC) fue de 0% y 0,4% respectivamente.

CPA Ferrere estima un incremento del IPC para esos dos meses de 2010 de 0,7% en abril y 0,5% en mayo. En tanto, para todo el año la consultora proyecta una inflación de 6,6%.

Según dijo Mantero a El País las mayores subas de precios se darán en los servicios administrados -tarifas de combustibles, UTE, etc.- y «no por el lado de los alimentos».

Por otro lado, los economistas Mercedes Comas (PricewaterhouseCoopers), Pablo Roselli (Deloitte) y Gabriel Oddone (CPA/Ferrere) coincidieron la pasada semana en el seminario Retail 2009 que un aumento más moderado de los salarios para el próximo año ayudará a que el próximo gobierno no tenga problemas para controlar la inflación.

Asimismo, la presión al alza que pueden tener los commodities por el crecimiento de las economías emergentes como China, India, Brasil, no será la misma si se la compara con Estados Unidos. Por ese motivo, para Mantero los precios de las materias primas no llegarán a niveles pico como registraron antes de la crisis financiera.

Además, un aumento de los commodities está directamente relacionado con el debilitamiento del dólar frente a las monedas emergentes, lo que a Uruguay le permitiría «atenuar» el impacto sobre la inflación interna, señaló Mantero.