Gobierno y FMI sentaron las bases para acuerdo a tres años

De acuerdo a lo informado por fuentes oficiales, en las últimas horas se superaron los “matices” más importantes que imperaban respecto a las proyecciones macroeconómicas, fundamentalmente en materia de superávit primario e inflación, al tiempo que se procesaron avances en torno a una nueva fórmula para hacer frente a los vencimientos de la abultada deuda que tiene Uruguay con el organismo multilateral.

Los vencimientos pendientes con el Fondo están en el entorno de US$ 465 millones, en tanto para el año 2006 los vencimientos totales son de US$ 1.550 millones de los cuales US$ 785 millones son obligatorios.

El informante agregó que la delegación del FMI, presidida por Andrew Wolfe, comprobó en el ciclo de las negociaciones que se lleva a cabo desde el martes pasado que existen bases sólidas para augurar el éxito de una serie de reformas fiscales que permitirán hacer sostenible la deuda pública.

Entre estas reformas, se destacan las que se proyectarán en el sistema tributario, en el Estado y en la banca estatal, que incluirá transformaciones institucionales que particularmente alcanzarán al Banco Central, de acuerdo a lo anunciado por el ministro de Economía, Danilo Astori.

Las fuentes oficiales afirmaron que el acuerdo con el FMI será posible gracias al compromiso que asumirán los conductores de la política económica para velar por el equilibrio de las cuentas fiscales y afianzar el crecimiento de la actividad económica, que tal vez no generará los resultados esperados producto de la crisis energética, la suba de la tasas de interés y la volatilidad de los precios del petróleo.

Los anuncios sobre un acuerdo con el FMI serán formulados por Astori en conferencia de prensa mañana, un día antes de partir hacia Okinawa, Japón, donde se celebrará la asamblea anual de gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El miércoles partirá hacia Washington la misión de 10 emisarios del Fondo, dando inicio a un proceso de revisión interna del acuerdo y la preparación de documentación, que demandará tres semanas.