Gobierno y privados coinciden en que economía crecerá 2% en 2009.

Estiman que el sector agropecuario será el motor de expansión el próximo año.

«Tirenló que eso ya está viejo», dijo ayer el ministro de Economía, Álvaro García, al retirarse de la Torre Ejecutiva luego de ver sobre una mesa una serie de revistas de «Uruguay Cambia» con la figura del presidente Tabaré Vázquez y el título «crecimiento económico: 1,2% del PIB».

Es que minutos antes y con el dato de crecimiento de 2,5% en el tercer trimestre en la mano, García había anunciado un ajuste al alza en las proyecciones de 2009 y 2010 de 1,2% y 3,5% a 2% y 4%. Al mismo tiempo se mantuvo la estimación de déficit en 2,4% para 2009, tal como se anunció en el foro de la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresas.

Los analistas privados también modificaron entre el martes y ayer sus estimaciones de crecimiento para este y el próximo año en línea con lo que se prevé a nivel oficial.

Flanqueado por el subsecretario Andrés Masoller y el director de la Asesoría Macroeconómica, Michael Borchardt, García sostuvo que esto implicará que «la economía uruguaya va a ser una de las pocas economías de la región y del mundo con un incremento en su PIB».

El ministro aclaró que para las proyecciones de 2010 se previó una «continuidad de las políticas» en el próximo gobierno. También se tomó en cuenta que Uruguay «tiene una independencia mayor de las economías regionales» y que «no estamos previendo grandes movimientos a nivel regional» ni del lado argentino ni del brasileño.

Masoller indicó que el crecimiento de 2010 estará impulsado por un «arrastre muy importante (de la expansión de 2009) dado que la economía está creciendo de forma importante».

Más allá de este efecto arrastre -que según cálculos de El País equivaldría a 2,86% si la economía crece 2% este año- Masoller sostuvo que el motor de expansión de 2010 estará dado por el «dinamismo del sector agropecuario y la industria, sobre todo la de base agropecuaria, que es la que se está recuperando más fuerte».

Para el subsecretario, este sector «ha tenido un gran dinamismo con extensión de las áreas sembradas y un buen rendimiento pese a la sequía», y de cara al próximo año tiene una «potencialidad muy grande en función de señales de precios internacionales que son favorables para los principales productos agropecuarios» que todavía «siguen altos en el promedio histórico».

Masoller dijo que la industria agropecuaria es hoy la que muestra el mayor dinamismo y que existen otros sectores de base industrial «más rezagados en su recuperación», pero para los cuales «hay señales auspiciosas» con miras a 2010 tales como el sector automotor.

El crecimiento también estará impulsado por una «mayor demanda externa como interna», esto es, por un crecimiento de las exportaciones y del consumo de las familias y empresas que «invertirán más».

En este sentido, tanto García como Masoller afirmaron que prevén que la inversión se siga incrementando en el futuro impulsando el crecimiento.

El subsecretario apuntó que los US$ 1.200 millones en proyectos que promovió la Comisión de Aplicación de la Ley de Inversiones hasta noviembre significarán «inversión en maquinaria y en obra civil» para los próximos meses a lo que se sumará la inversión pública.

García aclaró que la crisis hizo que algunos de los mega proyectos rezagara su concreción pero que Uruguay «tiene condiciones» para elevar el porcentaje de inversiones respecto del producto.

ANALISTAS. Los analistas también ajustaron al alza sus proyecciones de crecimiento de la economía tanto, para 2009 como para 2010, alineándose con la nueva estimación del Ministerio de Economía.

Así, la consultora PricewaterhouseCoopers llevó su proyección de crecimiento del PIB a 2% en 2009 y 3,7% en 2010. «Preveíamos una cifra relativamente similar para el crecimiento del tercer trimestre (al 2,5% que se dio), sin embargo tenemos que considerar el importante ajuste al alza de las cifras del segundo trimestre (de 0,5% a 1,2%)», dijo a El País el analista de esa consultora, Ramón Pampín. «Prevemos crecimiento para el cuarto trimestre, quizás algo menor que el de este tercer trimestre», agregó.

En tanto, la coordinadora del Área de Coyuntura del Instituto de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas, Gabriela Mordecki, dijo a El País que se están «ajustando las cifras con los nuevos datos» y en «nuestro informe de diciembre saldrán los valores definitivos». De todas maneras, agregó que «estamos pensando alrededor de 2% el incremento del PIB de 2009 y alrededor de 4% para 2010» como «cifras preliminares».

El analista de la consultora Oikos, Pablo Moya, dijo a El País que aún «no tenemos el dato cerrado pero será próximo al 2% en 2009 y al 4,0% en 2010».

Mientras, la consultora Deloitte modificó su previsión de expansión del PIB en 2009 de 1,4% a 1,9% tras el dato del martes. A su vez, el director de la consultora, Pablo Rosselli, dijo a El País que para 2010 se revisará a «ligeramente mayor a 4%». Enfatizó que «salvo la construcción», en el tercer trimestre la «recuperación es bastante generalizada».

Por su parte, la consultora CPA Ferrere elevó su proyección para 2009 de 1,8% a 2%. Si bien esa consultora estimó exactamente el crecimiento en el tercer trimestre, la «leve revisión al alza» responde al mejor comportamiento de «variables exógenas, básicamente del PIB de Argentina y Brasil», dijo a El País el analista Rafael Mantero.

Para 2010, CPA revisará al alza el crecimiento de la economía a poco más de 3%.