Grandes consumidores de energía piden reunión con Mujica por costos.

La Asociación de Grandes Consumidores de Energía Industrial (Agcei) mantuvo una reunión con el titular de Industria, Roberto Kreimerman, donde le entregó una carta con los principales reclamos de la gremial, entre ellos el aumento del precio de la energía que se disparó un 37% en los últimos tres años. Esto se dio precisamente a días de que el Poder Ejecutivo apruebe un incremento en las tarifas de UTE que rondará el 5,5% en promedio.

Si bien los grandes consumidores tuvieron receptividad en los planteos que elevaron a Kreimerman, quieren que se agilicen algunas herramientas como la venta de energía entre privados como contempla la ley del marco regulatorio con el objetivo de que se puedan bajar las tarifas. Por ese motivo, se solicitó una entrevista con el Presidente, José Mujica, para el próximo mes, según informó a El País el secretario ejecutivo de Agcei, José Luis Pou.

Pou calificó como «cordial» el encuentro que tuvo su gremial con el ministro de Industria pero comentó que se le pidió a Kreimerman que defina los plazos para que se cumpla con la ley marco del sector eléctrico. El jerarca se comprometió a hacer cumplir la misma, aunque no manejó plazos. «Si nos hubiera adelantado una fecha, no pedíamos la reunión con el Presidente», acotó Pou.

Uno de los reclamos que los privados vienen reiterando es que se fijen los peajes (el costo de utilizar la red de transmisión de UTE) para que un generador privado pueda venderle energía a un gran consumidor. Pou puso como ejemplo que hay generadores que ofrecen energía por debajo de los US$ 90 MW/h; sin embargo, UTE cobra en algunos casos hasta US$ 110 por MW/h, lo que refleja el ahorro que podría conseguir un privado de habilitarse la compra. Añadió que el precio del peaje que defina el Ejecutivo «no debería» superar los US$ 6 por MW/h.

En tanto, sobre la modalidad para que un privado genere bajo la modalidad spot -es decir que reciba un precio por la electricidad en función de los costos de generación de UTE- Pou indicó que la misma «está limitada porque se topeó el MW/h en US$ 250» y que esto está «por fuera de toda normativa. «Hoy el país se está perdiendo que exista más oferta de energía. Y si no hay más oferta, el precio de la electricidad va a seguir subiendo», afirmó Pou.

Agregó que si bien UTE tiene éxito con las licitaciones para la compra a privados, esta es una modalidad que «podría potenciarse si se agilizan los restantes dos opciones».

Misma línea. La gremial que aglomera a los generadores de energía eléctrica coincide con los reclamos de los grandes consumidores. «Los grandes consumidores y los generadores tenemos como interés común que el mercado eléctrico funcione con las menores restricciones posibles», dijo ayer a El País el presidente de la Asociación Uruguaya de Generación Privada de Energía Eléctrica (Augpee), Miguel Fraschini.

El empresario explicó que los generadores aspiran a una «mayor libertad» para que se concreten más inversiones en energías renovables. «Hay una tendencia que parece irreversible porque el consumo está aumentando más que la oferta y si parte de ese incremento se sustituye con centrales a hidrocarburos, el precio de la energía al consumidor final va a seguir en ascenso», pronosticó Fraschini.

El presidente de Augpee recordó que Uruguay ya ocupa el primer lugar en lo que refiere a precio de la energía en la región.

«Tendría que darse un proceso de mayor incremento de la oferta para que las tarifas disminuyan. Por eso estamos en la misma sintonía de los grandes consumidores», subrayó.

Por otro lado, Fraschini también criticó los plazos de las licitaciones de los privados. «Deberían hacerse con menos titubeos porque se licitaron 150 megavatios y después se limitó la potencia máxima en 50 megavatios. Posteriormente, antes que se concluya con esta etapa, UTE está anunciando que construirá por su cuenta un parque eólico de 200 megavatios. Esto no es una señal clara», rechazó. Según el titular de Augpee, el ente energético quiere ser «juez y parte» en el mercado eólico.

Tarifas. Según la carta que entregó la Agcei al ministro Kreimerman -a la que accedió El País- de acuerdo a cifras de UTE «el incremento de las tarifas para los grandes consumidores en los últimos tres años, fue de un 37% pasando de US$ 67,2 por megavatio/hora (MW/h) a US$ 91 MW/h».

«Tenemos la total convicción que solamente un aumento de la oferta de generación puede parar esta escalada de precios y que sólo con reglas de juego claras, estables y de respeto irrestricto del marco legal vigente, junto a las transparencia en la información, se construye el ambiente apropiado para las necesarias inversiones del sector privado que colaboren con UTE en la solución del problema», plantea la Agcei.