Gremiales empresariales se fortalecieron el año pasado

Un importante número de empresarios que no tenían actividad gremial se acercó a las asociaciones. En la Cámara Nacional de Comercio y Servicios (Cncs), 2005 fue un año de «fortalecimiento» con la incorporación de 13 gremiales nuevas, totalizando 92 al cierre del período, indicó el jefe de Gremiales, Julio César Guevara. La Cámara de Industrias, en tanto, finalizó el año con un 12% más de empresas afiliadas, un crecimiento que, según su gerente general, Roberto Villamil, es «muy superior» al promedio de los últimos años.

El crecimiento de todas es bastante inferior al que tuvieron los sindicatos de trabajadores, que incorporaron en el año 70 mil nuevos afiliados y 350 nuevas agrupaciones (casi 30% más).

La mayoría de los empresarios consultados coincidió en que la negociación en los Consejos de Salarios; la ley de fueros, identificada como la mayor «amenaza» para las firmas privadas en 2005, y la derogación del decreto que habilitaba intervención policial en caso de ocupaciones fueron factores de gran influencia. Estos temas generaron «muchas consultas e inquietudes», al punto que los eventos organizados en torno a la temática laboral fueron los que mayor atención concitaron durante 2005. Las gremiales también se unieron este año en tomas de posición conjuntas, con casi 20 agrupaciones firmando declaraciones respecto de la política cambiaria y laboral del gobierno.

COMPARTIR PROBLEMAS

Para el presidente de la Cámara de Industrias del Uruguay (CIU), Washington Burghi, el empresario «tiende a afiliarse (a las gremiales) porque siente la necesidad de compartir con sus pares los problemas, no solo en el aspecto sindical sino en todas la áreas», y adjudica este crecimiento a la recuperación tras la salida de la crisis.

Por su parte, Villamil sostuvo que uno de los factores que influyó en el crecimiento de la Cámara fue la intención que tenían «de trabajar en una estrategia de sector de cara a los Consejos de Salarios». «Los temas laborales y de negociación colectiva fueron los que tuvieron más participación de los empresarios», enfatizó.

La CIU cuenta hoy con 43 gremiales con 1.100 socios activos, donde se nota una mayor participación de empresas del interior del país, en las incorporaciones más recientes. La Cncs, en tanto, agrupa tras las últimas incorporaciones a 92 gremiales.

Según Guevara, la creación de nuevas gremiales indica que «hay un problema». «Siempre hay una razón, si no no se constituyen», sostuvo. Para el dirigente de la Cncs, Horacio Castells, el tiempo terminó confirmando los temores de los empresarios ante las decisiones de los primeros meses de gobierno, como la ley de fueros y la derogación del decreto sobre ocupaciones, factores determinantes para que más empresarios se acercaran a las cámaras. «Con todos los reclamos que hizo la Cámara de Comercio ante las medidas que se tomaron, el tiempo nos terminó dando la razón. Lo vemos en las ocupaciones, el derecho de la propiedad privada se ve arrasado», dijo Castells.

EXPORTADORES

En el caso de la Unión de Exportadores, el directivo Edmundo Macchi, indicó que se produjeron varios ingresos, aunque no en los niveles esperados. Señaló que durante la crisis muchas empresas se desafiliaron o, directamente, desaparecieron, aunque en la actualidad el saldo es «positivo».

Macchi remarcó la importancia de tener una mayor cantidad de socios, que aporta un «respaldo y una fuerza mayor». «No es lo mismo negociar solo que con una gremial», sentenció y aseguró que pertenecer a una organización brinda «tranquilidad». Además, brinda a sus integrantes beneficios tales como tratos preferenciales ante inconvenientes con ministerios, entes autónomos, aduanas, como así también la posibilidad de promocionar sus productos.