Gremio suspendió ocupaciones y continúan las negociaciones

El ministro de Salud, Conrado Bonilla, advirtió ayer que si los funcionarios ocupan un nuevo hospital, se romperá «lisa y llanamente» el diálogo y dejó entrever que en ese caso activará el decreto de esencialidad de los servicios.

Sin embargo, anoche, tras la sugerencia de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, que está mediando para destrabar el conflicto, los funcionarios aceptaron una nueva tregua de 24 horas y no realizarán en ese lapso ninguna nueva ocupación.

El gremio aceptó la postergación en una reunión en la que también participaron delegados del Pit-Cnt. Precisamente, la central obrera mantendrá hoy una nueva conversación con el ministro de Trabajo, Santiago Pérez del Castillo. Fuentes oficiales aseguraron que se considera que el Pit tiene un rol clave para evitar la radicalización del gremio no médico.

A su vez, el titular de Salud no quiso especificar qué medidas tomará en el caso de que las negociaciones fracasen y dijo que por el momento no está pensando en habilitar un plebiscito para dirimir el conflicto.

No obstante, altas fuentes de la cartera admitieron que si el diálogo se frustra, la alternativa más viable que piensa el Poder Ejecutivo es la convocatoria a ese mecanismo electivo, en lugar de un desalojo de los hospitales ocupados. De hecho, las posibilidades de acercamiento no parecen ser muchas, ya que el gobierno ha dicho que sus propuestas son finales.

«CONFUSION». Ayer, Bonilla y el ministro de Economía, Isaac Alfie, postergaron su ida a la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados.

El ministro dijo que se optó por suspender la comparecencia, porque «hubo una confusión». Según su relato, el presidente de la comisión mediadora, Luis Gallo, los citó a él y a Alfie para mantener una reunión conjunta con los representantes de los diferentes gremios. «Pero nosotros entendíamos que éramos citados por la comisión del Parlamento y por lo tanto, con quienes vamos a conversar es con los miembros de esa comisión y no con quienes no tenemos que conversar y pueden hacerlo perfectamente con nuestros técnicos», explicó. Sin embargo, Bonilla enfatizó que no se trata de que no quiera negociar, sino de una simple postergación.

El jerarca dijo que en la mañana de hoy volverá a comunicarse con Gallo para fijar la hora en que se reunirán. El presidente de la comisión narró que Bonilla le comunicó la postegación 30 minutos antes de la reunión prevista y no ocultó su malestar: «no nos pareció una decisión conveniente, por la gravedad de la situación y por todo el esfuerzo que está realizando la comisión, trabajando durante el fin de semana, pero además le explicamos que haríamos las reuniones por separado».

Ayer, Gallo y su colega Ramón Legnani, ambos del Encuentro Progresista, explicaron que convocaron a Alfie porque se llegó a la conclusión de que es necesario que el nuevo ministro aporte una solución «política» al diferendo.

Gallo dijo que la única fórmula posible es que Economía aporte más recursos, «ya que por el lado de las economías del propio ministerio de Salud es poco lo que se ha podido avanzar para completar los reclamos de los funcionarios».

Sin embargo, el gobierno ya adelantó cual será su respuesta: los aumentos que ofrece el gobierno son definitivos y no hay más recursos. Bonilla, al igual que el presidente Jorge Batlle, ratificó que las propuestas —que incluyen aumentos de entre el 30% y el 50%— son finales.

Gallo admitió que los técnicos ministeriales explicaron que las economías logradas tienen que utilizarse para reforzar el funcionamiento de la cartera y recordó que la cartera recibió menos recursos que los que tenía asignados. Sin embargo, también recordó que en la ley de Presupuesto se habilitó otorgar aumentos diferenciales para maestros, policías y funcionarios. «A los maestros se les dio la cuota mutual, a los policías compensaciones, pero se postergó a los funcionarios; por eso nosotros queremos preguntarle al ministro de Economía qué posibilidades existen de otorgar un aumento diferencial cuando se otorgue en setiembre un nuevo ajuste para toda la Administración», indicó el diputado.

El propio Bonilla se había comprometido a hacer gestiones ante Economía para que se contemple ese incremento.

Plebiscito

La reglamentación sobre el ejercicio de la huelga en los servicios esenciales, está contenida en la ley 13.720. Esta prevé que el Ministerio de Trabajo tiene la facultad de declarar servicios esenciales y de exigir que las organizaciones de trabajadores o de empleadores sometan a votación las fórmulas conciliatorias propuestas o la continuación del conflicto.