Gualeguaychú protesta y se prepara para cantar

Integrantes de la Asamblea Ambiental Ciudadana de Gualeguaychú y de asambleas barriales porteñas realizaron ayer una volanteada frente a la terminal de la empresa Buquebús en Buenos Aires, para protestar por el funcionamiento de la pastera Botnia en Fray Bentos.
La manifestación fue “pacífica, sin cortes de calle ni gomas quemadas, para evitar que se produzcan incidentes con las fuerzas de Prefectura Naval”, tal como adelantó el asambleísta José Pouler. La dirigente piquetera “Nina” Peloso participó del reclamo.

Asimismo, la secretaria de la asamblea, Susana Padín, informó que el festival musical de protesta, que había sido cancelado el fin de pasado semana por cuestiones climáticas, se realizará este domingo entre las 20 y las 22.

Tocarán dos grupos locales y uno uruguayo, sobre un barco ubicado frente a Botnia, muy próximo al puente internacional General San Martín que los ambientalistas mantienen cortado desde hace más de un año.

En Colón, por su parte, seguirán con los cortes programados sobre el puente General Artigas, que une esa localidad entrerriana con la uruguaya de Paysandú, en solidaridad con los ambientalistas de Gualeguaychú, de lunes a viernes de 20 a 22 y de 24 horas durante el fin de semana. El recambio turístico no afectará el cronograma de cortes, aseguró Silvia “Poli” Echevarría, coordinadora de la asamblea de Colón.

20 millones. Los 500 manifestantes se concentraron frente a la terminal desde donde parten buques hacia Uruguay para repartir folletos informativos entre los viajeros, muy numerosos en un día de intenso tránsito de veraneantes en la zona.

En ellos les pedían a los transeúntes que no viajen a Uruguay para no ayudar “a los que, como Judas, entregan el patrimonio ambiental y fluvial común a los extranjeros”. Además, se oponen a otra papelera que Ence planea construir en Colonia, así como a una tercera factoría que la sueco-finesa Stora Enso puede levantar en Uruguay.

Los manifestantes aseguraron que la instalación de esas tres fábricas llegará a afectar a 20 millones de personas.

También alertaron que la factoría de Ence será “la mayor (papelera) del mundo” y un “monumento a la contaminación”.

Samuel Samouran, miembro de la Asamblea Ambiental dijo que Uruguay “no merece el apoyo” que se le ha dado “siempre económicamente y de amistad”.