Gualeguaychú volvió a cortar el puente por tiempo indefinido

Los ánimos en la ciudad fronteriza están caldeados. El nuevo fracaso de la cumbre presidencial y el anuncio de la empresa Botnia de paralizar obras sólo por diez días, reavivó el ardor de los activistas que rechazan la instalación de las plantas de celulosa en la vecina Fray Bentos.

«Con mucho dolor y con mucha tristeza hemos visto cómo la empresa multinacional, ejemplo de capitalismo salvaje, se ha reído de dos presidentes y lo más importante se ha reído de todo un pueblo», sentenció enérgico el dirigente rural y asambleísta Alfredo De Angelis.

radicalizados. Sobre las 13 horas, luego que una numerosa caravana de vehículos que atravesó Gualeguaychú llegara hasta el campamento de Arroyo Verde, comenzó la sesión de la Asamblea Ambiental. Unas dos mil personas se concentraron en el punto donde permanecía desde hace 15 días un «retén» de asambleístas a la espera de los resultados de las negociaciones entre los gobiernos. No había mucho que discutir, como admitieron algunos gualeguaychuenses consultados. En realidad, ya en la noche del martes la decisión estaba firme y el corte de ruta era un hecho.

Luego de cantar las estrofas del Himno Nacional argentino, la asamblea se disolvió y de inmediato fueron movidos el tractor y la tranquera de madera que obstruyeron la ruta 136 durante 45 días ininterrumpidos desde el 3 de febrero pasado.

Para el asambleísta Javier Villanueva no había muchas opciones. «La cuestión es que no se ve que los pedidos sean equitativos, la gente dio el tiempo comprometido, pero no ve que haya una contrapartida válida», afirmó Villanueva. La aseveración también tiene que ver con el pedido que hizo el gobierno y, en particular, con el gobernador Jorge Busti, una figura que es cada vez más resistida entre los asambleístas más radicales. La propuesta de Busti de someter a plebiscito el tema de los cortes (ver nota aparte) despertó más iras que aprobación entre los entrerrianos.

En tanto los gualeguaychuenses estaban seguros de que Colón se plegaría al bloqueo, ya comenzaban a hablar del cierre del puente Salto-Concordia, sobre la Represa de Salto Grande. En el contacto que el asambleísta Villanueva tuvo con El País recordó que cuando negociaron con Busti el levantamiento del bloqueo para facilitar las negociaciones, habían obtenido la promesa del gobernador de que si fracasaban las gestiones se cortarían los tres puentes. El tema comenzó a ser analizado ayer mismo por la tarde por los gualeguaychuenses, aunque los asambleístas de Concordia no se han pronunciado sobre este punto. Cabe recordar que los concordienses se negaron durante todo el bloqueo a sumarse a la protesta y el paso a través de Salto Grande fue la única vía abierta con Argentina. Hoy la Asamblea vuelve a reunirse.