Harán cambios al monotributo para disminuir el informalismo

El monotributo permite abandonar el circuito informal a los titulares de puestos comerciales callejeros y empresas de pequeño y mediano porte con ventas anuales de hasta $ 430.000 y que ocupan hasta cuatro personas.

Hasta junio de 2005 fueron solamente 2.945 empresas las registradas bajo ese régimen, lo que implica que regularizaron su situación con la Dirección General Impositiva (DGI) y el Banco de Previsión Social (BPS). Sin embargo, sólo algo más de la mitad de esas firmas cumple con sus aportes.

El gobierno se propone superar el informalismo con un monotributo más “seductor”, que permita formalizar a los más de 160.000 comerciantes informales. En esa línea, la comisión que trabaja en la reforma tributaria comenzará a evaluar este mes una serie de medidas como la revisación del tope de ventas y la ampliación de la cobertura a otras actividades que no son regularizadas para evitar los aportes a Industria y Comercio.


Acceso a microcréditos. Se está pensando en incluir, además, la posibilidad de que las empresas que adhieran al monotributo puedan acceder a microcréditos o asistencia técnica, concebidos en el marco del Programa Nacional de Microfinanzas y Articulación Productiva que será instrumentado por la Oficina de Planeamiento y Presupuesto a partir de abril de 2006.

Ese programa implicará una inversión de más de US$ 20 millones durante el quinquenio y contará con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo y de la Unión Europea. “El objetivo será que los incentivos vayan más allá de los derechos jubilatorios y de la salud y que refieran al acceso de un capital que les permita (a los trabajadores informales) expandirse como empresarios”, sostuvo la fuente.


Quiénes son los beneficiarios. Pueden optar el régimen de monotributo quienes tienen un único establecimiento comercial, quienes ocupan hasta cuatro personas trabajando (incluido el patrón y el/la cónyuge) y quienes no superan un total anual de $ 430.000 en ventas ($ 36.000 por mes). Esos negocios deben venden vender exclusivamente al contado y sus dueños no pueden tener otra afiliación patronal.

En la actualidad, cada titular de empresa aporta sobre un monto equivalente a $ 1.397, 27,5% por aporte jubilatorio, 0,25% por Fondo de Reconversión Laboral (FRL) y 85% por DISSE. Los aportes de los dependientes de la empresa son sobre el salario real: 15% por jubilación, 0,125% de FRL, entre 0,2% y 6% por IRP y 3% por DISSE.