Hay preocupación entre profesionales y unipersonales por el costo de reforma Gremiales empresariales

El nuevo esquema tributario que propone el gobierno comenzó a generar alarma en algunos ámbitos de la actividad económica que se sienten amenazados por la novedad.

Por el momento, la alarma se ha encendido solamente en ambientes reducidos. La iniciativa comenzó a ser estudiada de manera apresurada por distintos agentes económicos.

Las cámaras empresariales han tomado la propuesta con bastante calma y, de momento, nadie se apresura a sentar una postura oficial frente a la iniciativa.

Algunas, incluso, reconocen que el proyecto plasmó varias de las demandas históricas formuladas por las agremiaciones empresariales.

Es el caso de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios (Cncs), que tradicionalmente ha reclamado por boca de sus jerarcas tanto la generalización del IVA como su rebaja, dos puntos que están contenidos en el proyecto a consideración del Parlamento.

No obstante ello, fuentes de la Cncs dijeron a Ultimas Noticias que los analistas de la gremial no quieren pronunciarse aún sobre la iniciativa, sin evaluar adecuadamente el impacto sectorial que el nuevo sistema tendrá sobre la actividad económica.

Otro tanto ocurre con la Cámara Inmobiliaria Uruguaya. Su presidente, Wilder Ananikian, dijo a Ultimas Noticias que la entidad solicitó a la Cámara Nacional de Comercio y Servicios una evaluación precisa del nuevo régimen.
Ananikian explicó que la reforma modifica el actual mecanismo de tributación de las empresas unipersonales y en el rubro la mayoría de los inmobiliarios trabajan bajo esta modalidad fiscal.

Por el momento el rechazo más ostensible a la reforma proviene de las empresas públicas, que advierten sobre el impacto que la generalización del IVA tendrá sobre las tarifas.

La iniciativa que recibió el Parlamento prevé que el fisco cobre una tasa de Imesi sobre las llamadas realizadas entre celulares o desde teléfonos de línea a celulares, sobre las llamadas a larga distancia internacional y sobre los servicios de los 0900.

LOS MAS PREOCUPADOS
Otro ámbito donde se encontró alarma por la reforma fue en los ambientes de profesionales universitarios.
En el actual sistema impositivo, los profesionales universitarios aportar un Impuesto a las Retribuciones Personales (IRP) estimado sobre un ficto, pero con el nuevo sistema el tributo comenzaría a ser calculado sobre los ingresos reales del profesional.

Varios profesionales consultados por este diario, coincidieron en que el suyo será uno de los sectores sobre los que el gobierno espera mejorar su recaudación.

En cuanto a los aportantes por empresas unipersonales, la preocupació! n es similar.